¿Adiós a Urano-Plutón? (P. Sanchis)

¿Adiós a Urano-Plutón? (P. Sanchis)

En 1966 hubo una conjunción Urano-Plutón. Con esta conjunción empezó un ciclo que durará 135 años.  Sí, ya sé, un poco largo.  ¿Por qué hablar de ello ahora? Porque cada ciclo tiene sus fases álgidas, y acabamos de pasar una.  Afortunadamente, parece que empieza a disolverse y este artículo es una reflexión sobre lo que acabamos de vivir.

Así que vamos a empezar definiendo el ciclo y luego veremos cómo se manifiesta.

Cómo es el ciclo de Urano y Plutón

Urano es un planeta rupturista e inconformista.  Tiende a alterar el orden establecido.  Es además radical e intransigente, brusco e impositivo: va en contra de todas las leyes, pero impone las suyas propias. Plutón es el planeta que nos conecta con los instintos más básicos, con las tripas: sexo, poder, odios viscerales, instinto de supervivencia.  Juntos suelen dar alteraciones profundas causadas por los instintos más básicos del ser humano, y los menos racionales.

Para hacernos una idea de cómo se las gastan cuando están juntos, baste recordar que la conjunción fue en 1966, y coincidió con la Revolución Cultural en China, que desató una fuerte oleada de xenofobia en el país.

Aunque la conjunción fue en 1966, como esos planetas son tan lentos estuvo en orbe durante varios años.  Y supongo que todos recordamos los finales de los 60 como un periodo convulso.  Mayo del 68, sí, pero también la frustrada y aplastada primavera de Praga, la matanza de Tlatelolco, etc.

Cómo evolucionan los ciclos

Todo ciclo evoluciona de dos formas:

Astronómicamente: la posición en el cielo de esos planetas y los aspectos que van formando.  Cuando hay un sextil o un trígono, esas energías consiguen sus logros (para bien o para mal), y cuando hay cuadratura u oposición en el cielo, hay roces y conflictos para el desarrollo de la configuración.  Por ejemplo, ambos planetas entraron en cuadratura en 2010 y han estado desde entonces arriba y abajo en cuadratura.

Por progresiones: en ese caso, se avanza todas las posiciones de la carta inicial según el tiempo de duración de la configuración.  Hay otras formas de progresarlo, pero en este artículo sólo veremos ésta.

Qué fase acabamos de pasar

Astronómicamente, hemos tenido una cuadratura entre ambos planetas en el cielo durante los últimos 10 años.   Como decía antes, son planetas muy lentos, así que todos sus aspectos duran mucho.

Por progresiones, la carta del ciclo ha estado haciendo el trígono desde 2011 hasta el 2014. 

Ha habido pues una fuerte activación del ciclo en los últimos años: primero el trígono de la carta progresada de la conjunción (facilidad para alcanzar esos objetivos), pero combinado con la cuadratura astronómica (tensiones), que ha ido alargando sus efectos .  Por eso hemos visto un gran progreso de los nacionalismos entendidos como rechazo al otro desde el 2011 (aunque esto parezca una perogrullada hablando de nacionalismos).

Ejemplo: el Bréxit

El Bréxit es uno de los ejemplos de nacionalismo visceral, movido por el rechazo al otro y por los instintos básicos. Miremos la progresión de la carta de la conjunción de 1966 para la fecha del referéndum:

Los planetas se estaban separando del trígono por progresiones, pero su influencia llevaba años calando.  Una decisión como ésta se logra después de años intoxicando a la gente.

Comparemos esto con la realidad astronómica del momento (abajo):

Vemos que había una cuadratura en el cielo entre Urano y Plutón, y que la oposición Júpiter-Neptuno tocaba el punto primario de la conjunción radical a 16º de Virgo.

¿Y quién fue la persona que consiguió llevar a cabo esa idea?  Nigel Farage.  Pongo abajo su tema: Urano y Plutón en el ascendente.  En la política hay modas, como en la sociedad, y en cada momento brillan más los políticos que están sintonizados con la energía de ese momento:

Otro ejemplo: los referenda de independencia de Cataluña.

La marea separatista del Bréxit ha coincidido en el tiempo con la marea separatista en Cataluña.  Miremos abajo cómo estaba la progresión del tema de 1966 para el 9 de noviembre de 2014, fecha del primer referéndum.  Urano y Plutón aún estaban en orbe de trígono con el punto primario: era época de tratar de realizar (trígono) la promesa del tema radical.

Miremos ahora la carta del día de ese referéndum: Urano-Plutón en cuadratura y activados por Marte.  Pero esa realización (el trígono por progresiones de antes) se activaba con mucha tensión y agresividad (Marte-Urano-Plutón).

Miremos la progresión para el 1 de octubre de 2017, el segundo referéndum: el trígono ya se había deshecho.  Ya ha pasado el momento.

Si miramos el tema para ese día del segundo referéndum, tampoco hay aspecto ya entre Urano y Plutón, aunque el punto primario de la carta de 1966 a 16º de Virgo está activado por el trígono de Plutón y la conjunción Venus-Marte:

Por curiosidad, pongo la carta de la fecha de la fundación de Esquerra Republicana, que ha sido uno de los partidos adalides de estos referenda: cuadratura Urano-Plutón en los signos opuestos, estando encuadrado Plutón entre Júpiter exaltado y Marte en caída.  Esta sintonía del partido con el momento es lo que explica que dicho partido, minoritario hasta entonces, creciera tanto con esta oleada de Urano-Plutón.

Por curiosidad también, el tema de Puigdemont, que fue el presidente que convocó este segundo referéndum y proclamó la independencia: Urano y Plutón sobre el ascendente, como Nigel Farage.  Era el hombre en sintonía con esa configuración

También está en sintonía con Urano-Plutón Oriol-Junqueras, su vicepresidente y parte activa en los hechos: Urano y Plutón conjuntos a Júpiter en IX (la ideología) y cuadrados con el ascendente (la personalidad).

Tanto Puigdemont como Oriol Junqueras eran las personas que mejor podían encarnar esa tendencia, pueso uno los tiene en el ascendente (el “yo”) y el otro en cuadratura al ascendente.  Para ellos, ese tipo de energía es su forma natural de abordar la vida (su ascendente).

Cómo estamos ahora

El trígono por progresiones se ha deshecho, y la cuadratura en el cielo también, aunque ambos planetas se volverán a acercar a la cuadratura en los primeros meses del 2019, así que se intentará reactivar el tema.

No obstante, el punto primario ha pasado a Acuario y ahora son más de temer los políticos en sintonía con la energía Marte-Urano (como Matteo Salvini), porque se está fundiendo la progresión de Urano-Plutón con la triple cuadratura Marte-Urano.  Se llevará otro tipo de políticos, radicales, eso sí, y belicosos, pero con otra signatura natal.  Digamos que el momento álgido de este fenómeno ha sido de 2011 a 2017, y va a evolucionar a partir de ahora, con enfoques distintos

Canals, a 28 de junio de 2018

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment