Primaluce | blog
16450
paged,page-template,page-template-blog-small-image,page-template-blog-small-image-php,page,page-id-16450,paged-5,page-paged-5,,side_menu_slide_with_content,width_470,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

blog

Mente y salud
  • El planeta más lento del zodiaco en astrología clásica es Saturno.  Según la astrología, Saturno rige en el cuerpo humano los huesos, los dientes y la piel, todo aquello que es de crecimiento lento. Es un planeta frío y restrictivo, crítico y bloqueante, el que......

  • Una de las tradiciones más entrañables de la Navidad es la celebración del 6 de enero, la adoración de los reyes magos.  Sobre todo porque si quitamos al nombre el toque monárquico (“reyes-magos”) nos queda… magos.  Y unos magos que siguen una estrella, esto es......

  • La lunación de enero viene cargada. Astrológicamente, estamos en la última cuarta del año que empezó en marzo de 2017 (recordemos que el año astrológico no es el del calendario, sino que va de marzo a marzo). En el tema del principio del año (el......

Esta mesa existe, parece inmóvil pero está llena de agitación. En su interior los átomos giran a toda velocidad y si no paso a través de ella, es porque los átomos que me componen giran a la misma velocidad. Por lo tanto, chocan unos con otros de vez en cuando, y como chocan entre ellos, tengo la ilusión de que la mesa es sólida. Pero si uno de los nosotros dos no girara a la misma velocidad, pasaría a través de la mesa. Si yo fuera un poco más denso, este mundo sería como humo para mí; y si fuera más sutil, soy yo el que parecería humo para el mundo. La materia es solamente una cuestión de reglaje.
La aguja gira para hacer la materia, pero si esa aguja se detiene, ¿qué pasa? Supongamos que cojo todos los átomos que hay aquí y los detengo. Si fuera capaz de hacer eso, aquello ya no sería una mesa, sino un montón de átomos. Usted me dirá: “Bueno, los átomos siguen existiendo”, pero nadie ha visto nunca un átomo. Vemos sus efectos, pero no tenemos ni idea de lo que puede ser. El átomo es probablemente una ``nada`` que se mueve, es decir, quizás las partes del átomo (neutrón, protón, electrón) no sean más que corrientes de aire. Si le impidiera seguir girando sobre sí mismo, es posible que, al no haber ya movimiento, se convirtiera en una ``nada`` al nivel de la materia o un ``todo`` al nivel de la luz. Dejar un cuerpo inmóvil es una manera de volverlo luminoso.
Patrick Burensteinas