Chalecos amarillos (P. Sanchis)

Chalecos amarillos (P. Sanchis)

Estamos al final de un ciclo de Júpiter-Saturno en Tierra y empezando uno nuevo en Aire.  La conjunción en Libra de los años 80 puso en marcha ese proceso, aunque la conjunción en Tauro del año 2000 lo frenó temporalmente.  Pero el proceso está activo y sigue su propio curso.  El Aire, como ya sabemos, es más globalizante y favorece el contacto, el poder de la comunicación.  Esto tendrá efectos buenos y malos, como todas las cosas.

Uno de los efectos malos es la globalización de la economía a favor de unas élites.  Hoy en día estamos asistiendo a un ataque sistemático contra el estado-nación, porque es el único garante de las leyes, así que interesa suprimirlo.  Los tratados comerciales internacionales se ponen a sí mismos por encima de las leyes nacionales, de tal forma que las grandes compañías sólo responden ante tribunales, privados, de abogados contratados por ellas mismas.  E incluso pueden doblegar las rodillas de un país si hace normas que van en contra de sus intereses económicos.  Por ejemplo, si decidiéramos reducir las emisiones de CO2 poniendo multas a los coches de combustión, podríamos tener que pagar una compensación a las petroleras por pérdida de beneficios. Ya ha ocurrido en varios países con ese tipo de tratados en el tema del tabaco. Ver aquí.

Esta nueva economía ha mejorado la vida de algunas regiones del mundo, pero está emprobreciendo a muchas otras.  Y la población está siendo tratada cada vez más como ganado.  A la gente se le exige trabajar hasta la extenuación a la vez que se le recortan sus derechos.

Hasta ahora los pueblos han reaccionado votando sin ton ni son, a menudo a personajes populistas radicales, como Trump o Bolsonaro. Huyendo del fuego, caen en las brasas.  Se confunde ser bocazas y maleducado con ser sincero (lo cual implicaría ser honesto), cuando una cosa no tiene nada que ver con la otra.  Pero, hasta ahora, no había habido realmente una reacción social de verdad y es difícil que la haya, porque las redes sociales y los Big Data hacen que estemos todos muy controlados, tanto que se abortaría cualquier intento de rebelión antes de que pudiera desarrollarse.

No obstante, si hay un país con tradición revolucionaria, es Francia, así que era uno de los pocos lugares del mundo en los que la gente tendría más tendencia en echarse a la calle a protestar.  De hecho, es curioso cómo cada país sigue su idiosincrasia.  En el mismo fin de semana, Paris, Barcelona y Madrid estuvieron tomadas por la policía: los franceses porque hacían la revolución (su deporte nacional), los catalanes por su independencia y en Madrid… por el fútbol (copa Libertadores).  Mucha gente y mucha policía en la calle en las tres ciudades, pero en cada una por sus propio “deporte”.

Miremos el tema del 0º de Aries para Paris (que indica cómo irá todo el año), del 0º de Libra (cómo irá el trimestre) y de la lunación de noviembre (momento álgido de las protestas, con plazo de un mes) y de la lunación de diciembre:

El tema del 0º de Aries se anunciaba complicado para todo el mundo, porque el Sol estaba cuadrado con Marte y Saturno en IV.  Puesto que el Sol es significador natural de los jefes de estado y reyes, se anunciaban momentos difíciles para estos, sobre todo en Europa, donde Marte-Saturno quedaban en IV (oposición y territorio).  Eso anunciaba una oposición (la IV) dura (Marte-Saturno) y problemas (Marte-Saturno) por temas regionales (IV).

Mercurio regente del ascendente (el pueblo)  en VIII (muerte o impuestos), indicaba que habría muertes en la población (VIII) y problemas por tasas o impuestos (VIII).  Mercurio es planeta de movilidad, así que no sorprende que los impuestos que han causado el conflicto sean impuestos sobre las tasas de carburante, algo que afecta a la movilidad. Llama la atención que España y Francia han vivido al mismo tiempo problemas de movilidad: en Francia por las manifestaciones, en España por las nuevas legislaciones (y multas) por el acceso a la capital.  Eso es muy de Mercurio (transporte).

En el tema del 0º de Libra (trimestre que va de septiembre a diciembre) estaba Urano muy cerca de la X y en cuadratura a Marte, lo cual anunciaba tensiones.  Y el Sol cuadrado con Saturno (bloqueos).

La lunación de noviembre (en Escorpio y en VII) no parece tan tremenda para tanto jaleo (muertos, centenares de heridos, miles de arrestados, cientos de coches quemados).   No obstante, está cuadrada con Marte y eso ha influido.

 

Es más tensa la de diciembre (ver arriba) , pero en ésta se ve sobre todo el atentado de Estrasburgo: Marte (armas de fuego) en Piscis (signo religioso) en III (mercados) y cuadrado a los planetas en I (población): atentado con arma de fuego y arma blanca en un mercado navideño.

Hasta aquí lo poco que se puede ver en mundial.  Sin embargo, si tomamos el tema del presidente, la cosa arroja nuevas luces.  Miremos las primarias de Macron para estas fechasEn el natal hay una oposición Luna-Urano, y Saturno de primarias se ha puesto encima de ese Urano natal.  Saturno es planeta de bloqueos y pérdidas, y viene de la VII (los otros), siendo regente de XII (enemistades).  Se pone sobre Urano (situaciones que explotan cuando uno no se lo esperaba): los otros te bloquean de forma inesperada.

Otra primaria es la de Mercurio opuesto a Marte en VII (los otros y su enemistad).  Mercurio es la palabra y lo cierto es que el hombre había hecho en los últimos tiempos comentarios muy torpes sobre el paro y los parados, muy fuera de lugar.

Claro, la lunación de noviembre cobra entonces un nuevo significado, porque la primaria de Luna/Saturno es sobre el grado 13 de Escorpio y Tauro, y la lunación de noviembre fue …en el grado 15 de Escorpio.  Miremos de nuevo la lunación, más abajo:

En cuanto a la revolución lunar de noviembre del presidente, apreciamos cómo el Sol de la RL está sobre el MC, cuadrado a Saturno natal en VII: los demás piden su dimisión (Saturno dañando al MC).

Su próxima RL para diciembre y mitad de enero también es tensa, ya que el MC y el Sol estarán sobre su Sol natal, pero cuadrados a Marte de RL en I (y cuadrado a ese Sol).

Hay una confluencia: en la lunación de diciembre (astrología mundial) el Sol y la Luna están cuadrados con Marte.  El presidente tiene al mismo tiempo una RL de Sol cuadrado con Marte.  La astrología mundial y la natal se dan de la mano.

Conclusión:

Le espera aún un mes difícil, pero, como tiene la mayoría en el parlamento, su puesto no parece peligrar.  No obstante, se ha abierto una brecha y la sociedad ha tomado conciencia de su descontento.  Los pueblos tienen dos opciones: seguir votando a populistas peligrosos y radicales (como Trump, Le Pen y Bolsonaro), o empezar a preguntarse si el malestar social no viene del sistema más que de tal o cual político.  Y si viene del sistema, ¿qué hacemos?

Canals, a 12 de diciembre de 2018

 

1Comment
  • antonio
    Posted at 20:45h, 15 diciembre Responder

    pregunta: ¿ habeis trabajado algo otras revoluciones, aparte del Sol y Luna ? o sea Mercurio, Venus, Jupiter, etc…..

Post A Comment