El año 2018 a nivel general (P. Sanchis)

El año 2018 a nivel general (P. Sanchis)

El año astrológico empieza el 20 de marzo, no el 1 de enero, así que ahora es cuando toca hablar del “año nuevo”.  Porque ahora es cuando estrenamos nuevas “tendencias”.

El año 2018 será un año complejo:

-Por un lado, el Sol de los ingresos está dañado por Marte y Saturno.  Esto es muy destructivo.  Podría ser un año de gran destrucción física, con hechos como terremotos muy especialmente.

Marte va a ser uno de los grandes protagonistas del año.  Ni más ni menos que va a hacer conjunción con Saturno, con Plutón y tres cuadraturas con Urano en la primera mitad del año.

Su conjunción con Saturno se produce cada 2 años y se estudia para ver las desgracias que van a azotar cada zona del mundo, según la casa en la que caiga esa conjunción.  Como será en Capricornio, también cabe pensar que se notará especialmente en países Capricornio o del clima de Saturno.

Por curiosidad, estuve mirando hechos que ocurrieron hace 30 años, la otra vez en que Saturno pasó por Capricornio (los años 88-89 y 90).

Encontré:

-El fin de la guerra de Irak.

-Terremotos en India, China, Armenia.

-Golpes de estado en Birmania, Haiti, Paraguay.

-Desastres varios en Bangladesh.

-La caída del bloque del este, de los países tras el telón de acero.

-En Afganistán, la fundación de Al Qaeda y la salida de las tropas rusas. Caos absoluto.

-Caracazo en Venezuela.

-Crisis bélica en Líbano.

-Atentados en Colombia.

-Violencia en El Salvador.

-La situación en Yugoeslavia entró ya en una deriva que llevaría a la guerra cuando Saturno entró en Acuario.

Se me ocurrió pues mirar a qué signo o clima pertenecen esas zonas en las que sucedieron hechos tan dramáticos en esos años 88-89-90.  Según Ptolomeo India, Afganistán y Pakistán son Capricornio.  Si esto fuera cierto, igual que hace 30 años (con el paso de Saturno por Capricornio) esos países sufrieron desastres, pueden sufrirlos durante estos dos años, sobre todo en abril de 2018.  Incluiría también a Bangladesh, porque -igual que Pakistán- ese país no existía en la época antigua y parece englobado genéricamente en “India”.

Por otra parte, Ptolomeo atribuía Macedonia, Grecia y la zona iliria a Saturno.  También serían zonas a estudiar.  Ver abajo el reparto de las zonas de esta parte del mundo según Ptolomeo.

Miré también qué zona del mundo coincide con el clima de Saturno según la tradición.  

Si lo extrapolamos a América Latina, esa franja cubriría Centroamérica. El Salvador (que vivió situaciones tan duras en aquella época) estaría incluido en esa zona del clima de Saturno, pero no entran realmente ni Venezuela ni Colombia.  Quedan fuera, así que los hechos de aquella época habría que buscarlos en otra cosa que Saturno por Capricornio.

Hay que mirar el mapa de abajo y cotejarlo con el de arriba, para ver qué países cubre el clima de Saturno.

De momento, tenemos pues que las zonas del mundo a observar serían la India y los países que han nacido de ella (Bangladesh y Pakistán), la zona del mar Egeo, Mali, Nigeria, Chad, Sudán y Etiopía, y Centroamérica.

Marte será también protagonista del año por sus 3 cuadraturas con Urano entre mayo y septiembre.

Viviremos entre abril y mayo el último coletazo de la terrible cuadratura de Urano-Plutón que hemos tenido durante estos últimos años, una cuadratura ultra-liberal y que incentivaba mucho el neo-fascismo, los conflictos étnicos y las ideologías tribales de derechas.  En España, esto podría afectar a la situación en Cataluña, que ha sido siempre muy sensible a las configuraciones de Marte-Plutón. No estarán ambos planetas en aspecto exacto, pero Marte hará el relevo de la conjunción de Plutón a la cuadratura de Urano.  Y Marte ya venía de la conjunción a Saturno.

Así que abril y principios de mayo serán momentos duros para los conflictos étnicos y por el auge del fascismo.

Luego Urano pasará a Tauro, un signo conservador, pero más estable que Aries.  Es un nuevo tipo de conservadurismo, menos beligerante y agresivo que el de estos últimos años (Urano en Aries), aunque muy empecinado (Tauro es un signo fijo).  No es un conservadurismo de reformas agresivas, sino de mantenimiento y de estabilización.

A algunos lectores les puede sorprender que hable de conservadurismo con Urano, pero Urano es de tendencias anarquistas y hay anarquismo de derechas (quieren destruir el estado y que el mercado no tenga traba alguna) y de izquierda (quieren destruir el estado y que los seres humanos se relacionen de forma más horizontal).  O sea que Urano siempre quiere destruir el orden vigente.  Cuando está en signos secos (Aries, Tauro) es más individualista (sequedad = falta de empatía con los demás) y cuando está en signos húmedos busca más la justicia social.

Las cuadraturas de Marte desde Acuario, siendo una retrogradación de Marte (que es siempre un factor importante) le puede dar sacudidas a ese conservadurismo, con intentos belicosos (Marte) de reformas (Acuario).  Al estar el apoyo de Saturno a Urano (habrá trígono Saturno-Urano), hay más apoyo a ese conservadurismo, más implantación.  Por lo tanto, abril-mayo pueden ser meses de lucha social (por Marte) contra implantación de leyes conservadoras (Urano en signo de Tierra apoyado por Saturno), pero no creo que esas protestas prosperen.  El tema se zanjará por septiembre (última cuadratura de Marte).

Y otro apunte sobre el tema: según la tradición, Irán es Tauro.  En 2017 ha sufrido graves disturbios sociales, así que será interesante ver qué pasa cuando Urano entre en Tauro.

Aparte de la política, esta configuración entre Urano-Marte-Saturno tiene también una vertiente tecnológica, pues Urano va muy relacionado con las nuevas tecnologías, Marte es un planeta relacionado con la mecánica (coches, trenes) y estará en Acuario (redes sociales, tecnología, aviación).  Esto puede suponer pues la implantación firme (por el toque de Saturno que aporta su trígono a Urano) de tecnologías (Urano).  No es algo nuevo, sino que lo que se emprendió con Urano en aries (signo de emprendimiento) se asienta en Tauro (signo fijo) y Saturno le da estabilidad.  Quizás con fricciones (por Marte). Estoy pensando, por ejemplo, en las leyes para fomentar la implantación de los coches híbridos y para eliminar los diesel, leyes para controlar internet, etc.  Es un periodo de estabilización de cambios tecnológicos.

También hay otro tema muy relacionado con Marte: el acero.  Trump acaba de amenazar con empezar una guerra del acero, y esto podría tener consecuencias en los sectores tecnológicos (Urano).

Un aspecto hermoso que tendremos este años será el trígono de Júpiter en Escorpio a Neptuno en Piscis.  Es un aspecto más difuso, pero cargado de idealismo y de esperanza.  Júpiter es la ley y la religión, Escorpio es el Islam, Piscis es la religión y el cristianismo.  Quizás este aspecto facilite el tender puentes entre ambas religiones.  Habrá trígono en mayo, pero será por retrogradación.  El aspecto se repetirá en agosto con movimiento directo ya de Júpiter.

Aparte de las religiones, ese aspecto es muy bueno para facilitar las iniciativas legales en el terreno de las drogas (legalización), las medicinas y los derechos humanos en general.  Quizás incluso en temas relacionados con la eutanasia (por ser Escorpio domicilio de Marte) o la sexualidad.  Vivimos una época en la que los derechos de los colectivos que sufrían maltrato (negros, mujeres, personas de sexualidad alternativa, animales, etc.) están siendo visibilizados y pienso que esto tiene mucho que ver con Neptuno en Piscis, el planeta de la empatía en el signo de más empatía.  Es cuando se entiende al otro y se siente compasión por él.  Al estar Júpiter (la ley) en Escorpio (domicilio de Marte en Agua) esto se centra mucho en estos momentos en el sexo (Marte). Por eso está la lucha actual contra los abusos sexuales, porque Júpiter es la ley y Neptuno la conciencia social, y ambas se expresan en el terreno de Escorpio (signo sexual por Marte en Agua).

Respecto a los diferentes trimestres, lo que los astrólogos llaman “cuartas”:

La primera cuarta (la de Aries, válida para todo el año) es la más dura, pues habrá conjunción Marte-Saturno, conjunción Marte-Plutón, cuadratura Marte-Urano. La segunda cuarta contendrá dos eclipses. La tercera cuarta zanjará el tema de las cuadraturas de Marte a Urano. La última cuarta estará de nuevo cargada de configuraciones complicadas.  Pero esto es mejor verlo cuarta a cuarta.

Canals, a 3 de marzo de 2018

1Comment
  • Nazaret Hermida
    Posted at 02:07h, 30 marzo Responder

    Muy bueno, además tenemos a Plutón en casa 4 en el ingreso de Urano en Tauro, que como dices en trígono a Saturno, trae normas, cambios legislativos que movilizan estructuras que ya existían, sobre todo económicas.. Me encanta tu blog, y me encantaría que estuviéramos en contacto y poder recibir algún curso tuyo también. Un saludo y feliz retorno solar atrasado.

Post A Comment