El eclipse de diciembre en el continente americano (P. Sanchis)

El eclipse de diciembre en el continente americano (P. Sanchis)

Libros de Prima Luce

El temperamento

Curso básico de astrología 1 y 2:

 

Vamos a estudiar el eclipse del 26 de diciembre de 2019 por zonas, empezando por el continente americano, que es donde se cuece todo en estos momentos.  El eclipse actual marcará los acontecimientos para los próximos 6 meses.

Primero hay que decir que ningún eclipse es bueno, y este no es la excepción.  Un eclipse es una movilización de energía, así que siempre saltan chispas.

El eclipse en concreto que nos ocupa ahora tiene puntos en común con el del 25 de diciembre de 1935 (un año de funesta memoria por lo que al fascismo se refiere), ya que entonces también fue un eclipse en Capricornio en trígono a Urano en Tauro.  He encontrado otro eclipse parecido en el año 762 (eclipse en Capricornio con Júpiter y trígono a Urano), un año importante en China por el final de la rebelión An Lushan y en Oriente Medio por la fundación de Bagdad, pero no encuentro más información.

Primero miraremos el eclipse a nivel general (no centrado en el continente americano). Lo que sugiere el eclipse, así a primera vista y de forma general, es que es un momento de cambios importantes:

-En primer lugar, porque hay muchos planetas en Capricornio (5), un signo cardinal.  Los signos cardinales inician procesos importantes, cuando se planta las semillas de algo nuevo y determinante.

-Todos esos planetas en Capricornio están dominados por Saturno, el planeta que marca los límites.  Pero aquí Saturno está con Plutón (instintos primarios, odios viscerales) y con un aspecto de Marte (violencia), su dispositor por exaltación, fuerte en Escorpio.  Por lo tanto, no es un Saturno que ponga orden marcando límites, sino que exige poner SU orden de forma violenta (Marte).  Es un Saturno fascista, para qué engañarnos, como se vio en el 35.  Los aspectos Marte-Saturno son más favorables para la extrema derecha, y más si Plutón se suma a ellos.  Los 3 juntos son planetas de destrucción.

-Capricornio es el signo de exilio de la Luna, y esta forma parte de la configuración.  La Luna representa el pueblo y las mujeres, la familia.  Una acumulación de configuraciones tan grande en signo de Saturno (ancianos) y exilio de Luna (la gente) puede suponer varias cosas: medidas respecto a los ancianos y las personas enfermas (Saturno).  Quizás haya un avance de las leyes de eutanasia.  Pero Saturno son también los jubilados, así que puede haber medidas respecto a las jubilaciones.  Quizás recortes, pero el trígono de Urano podría aportar nuevas vías de financiación de las jubilaciones por medio de la tecnología o las empresas del sector.  Y quizás medidas que dañan al pueblo (Luna)

-El nodo implicado en el eclipse es el sur, que es el de las pérdidas y las renuncias.  También representa las minas.

-El trígono de Urano añade radicalismo y/o evolución tecnológica.

Visto lo cual, el eclipse puede dar:

Acciones militares o violentas (Marte), sobre todo en los países en los que Saturno-Plutón o Marte estén angulares.  O subida del fascismo y de la xenofobia.

-Avance de la eutanasia.

Pérdidas de capital (Júpiter en caída y con el nodo sur).

Acciones contra jerarcas religiosos (Júpiter en caída)

Restricciones diversas (Saturno).

-Cambios en la legislación sobre jubilaciones.

-Imposición de nuevos parámetros tecnológicos (trígono a Urano), que supongan quizás prohibición de otras tecnologías (Saturno).

-Restricciones a las energías fósiles (Capricornio, domicilio de Saturno, y nodo sur).  Sobre todo el carbón, en mi opinión, porque Saturno es las minas y el nodo sur también.

-Privatizaciones y ofensiva neoliberal.  Con reacciones probablemente.

Lo último lo he puesto porque, si miramos los años 90, que fue una década con muchos planetas lentos en Capricornio, nos encontramos con un periodo extremadamente violento (conflicto de Somalia, de Yugoeslavia y segunda guerra del Congo, con millones de muertos). También fue un periodo de liberalización a ultranza de la economía, de destrucción de los servicios públicos. Se desmanteló el comunismo soviético a base de cañonazos (asalto al parlamento) y la transición se hizo de una forma totalmente descabellada, ya que unos pocos oligarcas se apoderaron de los bienes de estado, mientras la población quedaba  completamente arruinada.  Desde entonces, Rusia es una cleptocracia  con uno de los niveles de desigualdad más elevados del mundo y con una fuga de capitales hacia paraísos fiscales de un 110% mínimo del PIB.  No estoy justificando el comunismo, pero creo que la transición se debería de haber hecho de otro modo. Los 90 fueron un periodo de crisis continuas (la asiática, México, Argentina, Rusia) y de privatizaciones.

Todo esto se puede remover ahora, pues el Saturno de Capricornio es más neoliberal (el de Acuario es todo lo contrario), por la impronta de Marte.

Pasemos ahora a América…

He puesto el eclipse de julio (el último) para Washington (primer tema).  Podemos ver que el Sol era el planeta eclipsado.  Regía la X (el gobierno) en los EE.UU, Chile, Perú, Colombia, Bolivia, Argentina, etc.  Hemos visto los problemas que le han surgido a Trump desde entonces: Sol regente de X eclipsado por la Luna regente de IX (las leyes y el extranjero).  Y no sólo a él, pues el Sol regía la X en varios países de América latina que hemos citado.  Muchos presidentes han tenido problemas en el continente.

En el eclipse actual (segundo tema), la Luna rige la X (gobierno) y está exiliada sobre la cúspide de IV (oposición) en los EE.UU.  Hay pues una fuerte acción de la oposición (IV) contra el gobierno (X), muy debilitado en su popularidad (Luna exiliada).

En el eclipse actual (segundo tema), la Luna rige la X (gobierno) y está exiliada sobre la cúspide de IV (oposición) en los EE.UU.  Hay pues una fuerte acción de la oposición (IV) contra el gobierno (X), muy debilitado en su popularidad (Luna exiliada).

En Chile lo mismo: la Luna rige la X y está exiliada en la III.  El planeta eclipsado (Sol) rige la XI (parlamento).  Quizás haya cambios en el parlamento.

En Argentina, lo mismo.  Pero allí es normal, porque hay cambio de gobierno el 10 de diciembre.  Me imagino que las primeras semanas serán de cambios.  Cuando cae un presidente, hay centenares de personas que se van con él.

Si miramos el mapa, podemos ver que el eclipse (línea amarilla) está en el eje IV-X en la parte oeste del continente.  Pero, ¡ojo!, en la parte este (como Brasil) el Sol rige la X (no la Luna), así que estoy por decir que tendrán casi más problemas los presidentes de esa parte del continente, con el agravante de tener a Marte en I (acciones violentas).

En México el eclipse se produce en IV, así que el problema puede ser para la oposición o por el territorio nacional.  Recomendaría estudiar especialmente el tema natal de México.  En las profecciones anuales, la IV pasa por la X, con Marte allí, y en secundarias la Luna estba pasando por la X y alcanzando el marte de profecciones.  Todas las próximas configuraciones van a activar por tránsitos potentes el tema natal de México, los cuatro ejes: gobierno (X), territorio y oposición (IV), el pueblo (I) y los “enemigos” o aliados (VII).

Seguimos pues en un periodo de caídas de gobiernos o de debilidad de estos, con una pérdida de popularidad y convendría estudiar más de cerca el tema de México y de López Obrador.

Canals, a 6 de diciembre de 2019

1Comment
  • Rosario Garcia
    Posted at 14:40h, 07 diciembre Responder

    Gracias Pepa muy interesante lo que expones lo eclipses desde la antigüedad no son nada agradables y hoy en día menos que menos vivo en. EE UU y el panorama no luce alentador en fin para el bien de todos Iba las y las cosas mejoren en el mundo en general estudiar e la carta Gracias amiga un gran abrazo y un inmenso deseo lleno de amor de FELIZ NAVIDAD para ti los tuyos y toda la humanidad

Post A Comment