El eclipse de julio de 2019 (P. Sanchis)

El eclipse de julio de 2019 (P. Sanchis)

El 2 de julio de 2019 habrá un eclipse de Sol.  Todos los años hay eclipses, así que no es ninguna novedad.  Sin embargo, un eclipse es siempre una concentración fuerte de energía y es frecuente que los eclipses de Sol sintonicen con alteraciones de diversos tipos.  Muchas veces incluso terremotos o maremotos.

Este eclipse será en el grado 10 de Cáncer, por lo que afectará sobre todo a las personas que hayan nacido por esas fechas (entre el 1 y el 3 de julio).  Les espera un año de grandes cambios en su vida y quizás de salud algo delicada.  “Cambios” no significa necesariamente algo malo, pero sí desprenderse de cosas, situaciones o personas.

También quedarán afectados los nativos con el Sol en Capricornio, aunque menos.  Más especificamente, los nacidos entre el 31 de diciembre y el 3 de enero.  No olvidemos que esos nativos ya fueron afectados por la conjunción Marte-Saturno sobre su Sol, y llevan año y medio con situaciones que requieren gran esfuerzo y estoicismo.  Tal vez este eclipse les impacte algo más.

Recordemos también que los efectos de los eclipses duran unos 6 meses, así que lo que vamos a ver se puede dar en los días inmediatos o a lo largo de ese periodo de 6 meses:

-De entrada, el eclipse es en Cáncer y debería de afectar sobre todos los países Cáncer (¿EE.UU?).  Al ser en Cáncer, acrecienta los movimientos populares, de masas, y los relacionados con las mujeres, la familia y la maternidad.  También los nacionalismos y todas las estructuras tribales.

-El eclipse se opone a la conjunción Saturno-Plutón en Capricornio.  Soy de las que defienden que esa conjunción no es mala, sino que tiene facetas buenas.  No de balde se dio una conjunción parecida cuando Lutero clavó sus 95 tésis a la puerta de la iglesias de Todos los Santos. En esas tésis se trataba de poner en cintura (Saturno) los comportamientos mafiosos (Plutón) de la iglesia.  Y es que Saturno es el planeta del control, el que marca los límites y el único del zodiaco capaz  de poner a todos los demás a raya.  Porque Júpiter es la ley, pero Saturno va más allá de la ley: es las CONSECUENCIAS. Y Plutón ya sabemos que es un planeta que funciona por instintos primarios y básicos, totalmente carente de moralidad, sobre todo  en temas de poder y dinero.  Por eso no viene mal que alguien le marque límites.  Es una configuración de “Hasta aquí hemos llegado”.

Este eclipse por lo tanto va a contraponer los SENTIMIENTOS (Cáncer) con la ley Inevitable de las CONSECUENCIAS.  Y va a ser difícil, porque hay oposición.

Saturno y Plutón son también los muertos, así que la configuración puede remover temas del pasado (Saturno), de muertes (Saturno) y de abusos de todo tipo (Plutón).  Puede tener que ver también con el aborto (por Cáncer como signo de la maternidad) y con los abusos sexuales (por Plutón opuesto a un eclipse en signo de mujeres), o con abusos raciales (por Cáncer y Plutón).

Así mismo, hay otra posible determinación especial: contaminación de aguas, sobre todo radiactiva.  Lo digo porque Plutón tiene que ver con lo nuclear, Cáncer con el agua, y los nodos con la contaminación.

Y, por ese lado, también nos podemos preguntar si habrá cuestionamiento de tratamientos genéticos (Plutón es también la genética y Cáncer es la maternidad).

Por último, con una conjunción muy parecida empezó a llevarse a esclavos africanos al continente americano.  Saturno es la raza negra y Plutón las mafias.  No descartaría que hubiera acciones contra la esclavitud actual (se da mucho en Libia) o de recuerdo de la esclavitud.

-Hay otra configuración muy importante, y es la cuadratura de Urano con Marte/Mercurio.  El año pasado hubo tres cuadraturas de Urano-Marte, y coincidieron con la larga crisis de Ryan Air.  Este año puede haber de nuevo situaciones tensas en el mundo de la aviación, pero, puesto que se une Mercurio, habrá también declaraciones, escritos o disposiciones.  Como mínimo, debate.  Un país afectado por esa configuración podría ser Irán, que es Tauro.

Asimismo, las cuadraturas de Marte-Urano pueden repercutir en el mundo de la tecnología: ataques informáticos, drones, etc.  Me parece más probables situaciones de ese tipo, conflictivas y con ataques, relacionadas con el mundo de la comunicación.  Tal vez vivamos un recrudecimiento de la guerra informática por el dominio del 5G.  Y hackeos masivos.

Por zonas del mundo, podemos empezar por África:  El eclipse queda angular en la VII por Marruecos, Mauritania, Mali (teatro de varias matanzas tribales últimamente), Costa de Marfil, etc. La línea de Urano cruza Argelia, que está ahora en plena efervescencia política, y Nigeria.  Y la de Marte pasa por Libia Niger y Nigeria.  Todo confluye en Nigeria.  Pero, en general, la zona ha sido el teatro de matanzas tribales en las últimas semanas.  No pasa ninguna línea por Etiopía, pero la situación es preocupante, pues se han desbocado los odios interétnicos.

Si nos vamos ahora a Europa, vemos que también está servida: la línea del eclipse en VII recorre toda Europa y se cruza con la de Urano en IV en Barcelona.  ¿Y qué decir de la de Marte que pasa por Moscú y gran parte de la Europa del este?

Como uno empieza por casa, me he centrado en la carta para Barcelona: el eclipse se produce en la VII (socios, conflictos, juicios) y en cuadratura in mundo con Urano en IV. Realmente, todo el tema queda focalizado a la I, la VII y la IV.  Siendo la I el yo del país y estando allí Saturno-Plutón, cabe pensar que la sensación que predomina es la descrita antes: uno se enfrenta a las consecuencias y a los límites.

La VII está superpoblada (Sol Luna, Marte, Mercurio).  Puesto que estamos en tiempos de juicios (el juicio a los líderes independentistas), no resulta descabellado pensar que van a correr ríos de tinta sobre ese juicio (Marte-Mercurio), con opiniones alteradas (Marte-Mercurio), palabrería agresiva (Marte-Mercurio), intolerancia (cuadratura a Urano) y radicalismo (cuadratura a Urano).  Y eso va soliviantar mucho a toda la oposición (Urano en IV), pero también a las regiones (la IV como territorio nacional).  Por la configuración, si bien esto es a nivel nacional, todo se focalizará en Barcelona.

Tampoco se puede descartar un posible atentado o actos violentos.

He buscado la definición de los grados y, para Madrid sería: “Una casita con las puertas abiertas de par en par”.  Para Barcelona: “Una cruz y una llave rotas”.

Es también importante mirar el tema para Berlín, por ser la capital económica de Europa.  No obstante, no conozco en absoluto los pormenores de su política.  La angularidad del eclipse es la misma, pero el Sol eclipsado no rige la VIII como en España (problemas de deuda o de impuestos), sino la VII (pérdida de socios).

La cuadratura a Urano en III en vez de en IV nos hablaría más del sector de la comunicación (¿Ataques informáticos graves contra el país?) o de la aviación (¿Accidente aéreo? ¿Huelgas en el sector informático o aeronáutico?) y del transporte (III) o el comercio (III).  También cabe esperar una radicalización (Urano) ideológica (III) contra extranjeros (Mercurio rige la IX).  Tal vez juicios (VII) sobre ese tema o a medios de comunicación.

El otro país sobre esa línea es Rusia.  Allí la configuración es extremadamente tensa por la conjunción Marte-Urano sobre la VII.  El Sol eclipsado rige la VII (alianzas).  Estando Rusia metida en todos los fregados internacionales, a saber qué pasará.  Por acimut (no pongo aquí la carta del acimut), la línea de Urano les pasa por Libia y ÁfricaLa de Marte-Mercurio por los EE.UU, las repúblicas bálticas, Turkmenistán, Irán, Afganistán, India.  Una gozada, vamos.  Me temo una subida de tono en los conflictos de esas zonas o incluso el derribo de alguno de sus aviones (por Urano).  Y tal vez sanciones económicas (Urano en II).

Pasemos ahora a los otros, los EE.UU. Como vemos, todas las líneas problemáticas pasan por allí.  Y si miramos el acimut (NO es la de abajo, pues la de abajo es la de los meriodianos), la línea de Marte-Mercurio pasa por Rusia y Centro América. La de Urano por el sur de África, zonas.

La carta para Washington.  Curioso, porque el planeta eclipsado es el Sol regente de X, así que alguna autoridad del país podría morir.  Un personaje muy importante, probablemente un Cáncer o una mujer.

El conflicto está en los ejes III-IX y VII, con lo cual afecta a la diplomacia extranjera (IX), las leyes (IX), el comercio (III y IX), las relaciones con otros (VII), etc.  No pinta para que tengamos unos meses tranquilos.

Si nos vamos a América del Sur, no me parece preocupante, pues las líneas más duras la esquivan.  No obstante, como hay un margen de 200 KM., Centro América sí está implicada y los países más al este.

Por fin Asia.  La línea de Marte-Mercurio cruza toda Rusia y la de Plutón pasa por Japón, con el eclipse en I.  La definición del grado para Tokio es: “Un corazón traspasado por un clavo”.  Problemas con los otros, diría yo (Saturno-Plutón en VII).  Me atrevería a decir que turbulencias económicas (Marte-Mercurio en II) y pérdidas del sector III (Sol eclipsado rige la III).  En azimut, las líneas conflictivas para ellos pasan por Indonesia y América (Norte y Sur).

En los demás países de Asia, la línea de Marte-Mercurio pasa por Birmania y los países de la zona.  Son países con cnflictos étnicos también.

 

Canals, a 24 de junio de 2019

No Comments

Post A Comment