El futuro del Reino Unido (P. Sanchis)

El futuro del Reino Unido (P. Sanchis)

A pesar de lo que promete el título, es muy aventurado decir cuál va a ser el futuro del Reino Unido.  La astrología mundial no sirve, porque sólo nos indica grandes configuraciones comunes a muchos países distintos.  Quedaría la opción de estudiar el tema particular del país, pero, allí viene el problema: ¿Qué fecha de “nacimiento” se puede tomar para una nación tan antigua como Inglaterra?

Hemos optado pues por basarnos en uno de los diversos temas para el país, concretamente, el del Reino Unido, que fue el momento en el que Irlanda se constituyó como estado junto con Escocia e Inglaterra.  Evidentemente, es sólo uno de los posibles temas y resulta de dudosa eficacia, pero, por lo menos, nos puede orientar sobre ese ente político que es la unión de las tres nacionalidades.

El tema sería éste:

Es una carta muy buena, la verdad, con esa Luna domiciliada en X, que augura una especial relevancia del país.  El regente de III (Júpiter) en X, en Leo, es buenísimo porque nos indica la mejor baza del país: su lengua.  La lengua es un gran activo económico que influye directamente sobre el PIB de una nación.  Tener una de las lenguas importantes a nivel mundial enriquece un país.  Por su lengua se ha convertido Londres en un punto neurálgico del sistema económico mundial.  Y con la lengua va aparejada la cultura: si tu cultura es relevante y objeto de admiración, mejora tus exportaciones.  Evidentemente, el Reino Unido ha dominado la esfera internacional intelectual y culturalmente en los últimos decenios, a pesar de haber perdido todo su imperio.  A la larga, es más eficaz ese soft power porque es más rentable.  Gestionar un imperio es caro y poco productivo hoy en día, porque hay que igualar las condiciones de vida de todos los ciudadanos.

Para verificar la eficacia de este tema, he mirado algunos de los acontecimientos recientes basándome sólo en el divisor y las primarias:

La primera guerra mundial:

-El ASC. cuadrado con Urano en XII

-La Luna opuesta a Marte.

-Obsérvese que durante los siguientes año el Sol pasaría por Marte en VIII, describiendo la sangría de hombres

La partición de Irlanda y pérdida de parte de la isla:

El divisor era Júpiter y el participante Plutón por sextil.  Habia:

-Una primaria del Sol sobre Marte en VIII: pérdidas

-El nodo norte pasando por la X.

-El asc. venía de una cuadratura a Urano en los últimos años: tensión y pérdidas (Urano radical en XII) por la guerra mundial

-El asc. estaba en cuadratura a sí mismo: crisis de identidad (Se perdió parte del país).

La segunda guerra mundial:

-Lo más significativo es el eje de los nodos pasando sobre el regente del asc. radical, Venus.  Sobre todo el nodo sur (heridas)

-Marte en I sobre el nodo sur.  Marte era divisor además, con la Luna como participante: otra sangría.  Marte divisor con Luna participante por mal aspecto suele ser nefasto.

El final de la guerra:

Venus era divisor.  La postguerra inició un ciclo de gran prosperidad para el país, con el desarrollo del estado del bienestar.

La guerra de las Malvinas:

Una época difícil: Saturno divisor y Luna como participante por cuadratura.  Tampoco me extraña, porque era el gobierno de Margaret Thatcher y se cargó el estado del bienestar. En primarias es muy significativo Urano sobre la cúspide de VII (enemigos).

El viernes negro: ataque masivo contra la libra por parte de Soros

Lo más significativo, en mi opinión, es el DS (los otros) sobre Neptuno en II (dinero) y en cuadratura a Venus que rige la I (el yo del país) y la VIII (sus tesoro público).

Si damos este tema por válido, aunque con dudas, podemos pasar a la época actual:

-El divisor es Marte, cosa que encaja bien con el clima de crispación y enojo.  Marte en el radical está en VIII, así que augura cuantiosas pérdidas económicas.

-El Sol está opuesto a Venus.  Como el Sol viene de IV (territorio) y Venus es el regente de I (el “yo” del país), podemos pensar que los problemas territoriales irán  creciendo.

-La Luna opuesta a Saturno: pérdida (Saturno) de prestigio (Luna viene de X).

Pero hay más: la última conjunción de Marte-Saturno ha sido sobre su Sol natal en IV, y la conjunción caía sobre la IV con mal aspecto a la VIII: problemas con el territorio (IV) y el dinero (VIII).

Si a eso le sumamos el tránsito de Saturno por su IV en Capricornio (problemas para el territorio), sobre su Sol (empobrecimiento) y la futura conjunción de Saturno-Plutón en oposición a su Luna en X (pérdida de imagen y de relieve), la cosa pinta peor.

El divisor es Marte (tensión), pero luego pasará a ser Saturno (restricciones y empobrecimiento) a partir de 2021 (empobrecimiento), volverá  a ser Marte (tensión y pérdidas económicas) hasta 2035.

A ello hay que sumarle que la próxima conjunción de Marte-Saturno será de nuevo en su IV y la conjunción Júpiter-Saturno también.  Hay muchos riesgos de partición del país en los próximos 15 años.  Quizás el Reino Unido deje de ser un reino unido.

Todo esto sugiere que, si este tema es válido, el país lo tiene mal.  Va a tener muchos problemas de descontento social y enfrentamientos (Marte), aparte de grandes pérdidas económicas (Marte) hasta 2035, con un periodo de empobrecimiento notable entre 2021 y 2027 (Saturno).  En 2026 Saturno se pone sobre su Sol y en 2028 Saturno se opondrá a su asc. desde la cúspide de VII.  No sé si seguirán juntos como un único país después de esto.

Hay también otro indicio: en los ciclos de Tierra el poder pasa al oeste y en los ciclos de Aire al este.  El Reino Unido ha dominado el mundo durante este ciclo de Tierra que estamos ultimando, pero en 2020 pasamos a Aire, así que mandarán los países al este: Rusia en Europa y China en el mundo.

Quizás pues esa decisión suya de salir de la UE ha sido en realidad una forma inconsciente de cumplir su destino, que era abandonar su liderazgo en la escena internacional.

Canals, a 1 de abril de 2019

 

No Comments

Post A Comment