Geopolítica para 2020 (P. Sanchis)

Geopolítica para 2020 (P. Sanchis)

Artículo original de Bedaweb de 2014. Cambiaría si acaso el pronóstico para los EE.UU.

Estamos en 2014 y nos faltan 6 años para llegar a la próxima conjunción de Júpiter-Saturno de 2020.  Será una conjunción en Acuario, muy radical, y empezará con ella un ciclo de unos dos siglos de conjunciones en Aire.  Cerraremos pues el ciclo de Tierra imperante desde 1800.

El ciclo de Tierra ha sido un ciclo de nacionalismos y materialismo.  El de Aire será de comunicación y cooperación.  Esto va a producir cambios enormes en la manera de ver la vida e incluso en la ciencia.  Pasaremos de pensar que somos materia y que la materia condiciona la mente, a pensar que somos mente y que la mente dirige y crea la materia.  Y, sobre todo, pasaremos del feroz individualismo a recuperar la idea del Bien Común. He desarrollado todos estos puntos en una serie de artículos en esta misma web. http://www.bedaweb.com/verarticulo.php?nid=108

Pero uno de los factores que suelen acompañar los cambios de ciclo es un desplazamiento del eje político.  Los ciclos de Tierra dan la hegemonía a Occidente y los de Aire a Oriente.  Y, dentro de cada bloque, a las zonas al este.

Recuerdo que fui a China en el año 2000 y volví acojonada.  Le dije a mi marido: “Estos se nos van a comer”.  Lo comenté una vez en una pequeña reunión de astrólogos en el congreso de Madrid, pero, como todo el mundo de rió de mí, preferí callarme 🙂  Bueno, creo que ahora ya nadie se lo tomará a broma 🙂

¿Cómo está la situación en estos mismos momentos?  Podemos decir que hay 3 imperios: americano, chino y ruso.  Vamos a echarles una mirada a ver cuál podría ser su evolución.

El imperio americano

Hace unos dos años, leí un artículo de un politólogo que se quejaba de que los EE.UU estaban desentendiéndose de Europa y se giraban hacia Asia.  Pensé: “¡Chapeau!”  Esto es instinto.  En los ciclos de Tierra el eje del poder se desplaza hacia el oeste.  Ellos han estado todo el siglo XX (ciclo de Tierra) orientados hacia Europa (y siendo por lo tanto el oeste del oeste, la zona de poder) y ahora que viene un ciclo de Aire y el eje del poder se desplaza hacia el este, se giran hacia Asia, con lo cual estarán al este del este.  Se han resituado en la zona de poder.  Me parece extraordinario que un país tenga tanto instinto para jugar a ser el occidente de occidente y el oriente de oriente cuando cambian las tornas.

Ahora bien, hay otras circunstancias que van a influir.  Recomiendo la lectura de este artículo del siempre lúcido John Müller.

Esto cambia mucho el panorama.  Si los EE.UU, gracias a las nuevas explotaciones de gas y petróleo (shale gas y shale oil) van a convertirse en 2017 en el principal productor mundial de petróleo, modificarán toda su estrategia:

-No necesitan ya tanto ejército para controlar sus líneas de suministro de energía.  Por eso Obama ha anunciado que va a reducirlo a la mitad.

-La tendencia natural de los norteamericanos es a la autarquía y esto la va a reforzar.  No necesitarán ya a nadie más.

Las últimas experiencias bélicas les han salido caras y han sido un desastre.  Se pasarán generaciones para pagar esto.  Si es que lo piensan pagar, cosa que no está muy clara. Decía un economista que los especuladores tienen unos tabúes: pueden hundir a cualquier país (como hizo Soros con la Libra esterlina en el 92), pero no tocarán los EE.UU, Alemania y Japón, porque no habría “día después”.  Por eso esos países se pueden endeudar tanto.  Siempre les dejarán dinero, pues si se hace un cortocircuito, se hunde el sistema entero.

Mi impresión, por lo tanto, es que el imperio americano seguirá poderoso, pero que se orientará hacia Oriente, y tenderá a replegarse sobre sí mismo, con una política menos agresiva.

Si miramos la carta de la conjunción de Júpiter-Saturno del año 2020 para los EE.UU. (abajo), vemos que la conjunción cae en X, cuadrada a Urano en I y Marte en XII.

Pienso que esto puede dar que se ensayen nuevas formas de gobierno, sea en los mismos EE.UU o en otros países del continente.  Habrá gobiernos más progresistas, más de corte izquierdista, y una muy fuerte oposición interna de grupos radicales neoliberales (cuadratura a Urano en I en Tauro).  Hay también riesgo de asesinato de algún presidente (cuadratura a Marte en XII y regente de VII).

No me da la impresión de que los EE.UU se vayan a lanzar a aventuras imperialistas, sino más bien de que estarán ocupados en su propia contradicción interna entre el anarco-capitalismo de Urano y el anarco-sindicalismo de Júpiter en Acuario.

El imperio ruso

En el imperio ruso, me parece que otro gallo cantará.  Por un lado hay una cuestión histórica: creo que los rusos vivieron muy mal la desmembración de la URSS.  De alguna manera, esto de pasar de ser los amos del mundo a convertirse en una nación arruinada y reducida hundió el orgullo nacional.  Por otro lado, tienen enormes reservas de energía y muchos clientes para ellas.

Europa no tiene fuentes de energía ni las va a tener.  China es un consumidor voraz de energía y ya está haciendo su propia política de acaparamiento.

Esto me hace pensar que Rusia va a ser cada vez más agresiva con sus vecinos y que tiene la partida ganada: está al este y dirigen su área de influencia hacia el oeste.  Tiene el poder y ése el momento de ejercerlo.

No creo que los EE.UU les vayan a parar demasiado los pies, porque se desentenderán mucho de la zona: estarán muy ocupados consigo mismos.  Ya he dicho que tienden hacia la autarquía y esto se acentuará una vez que no tengan que luchar contra el comunismo (ya no existe) ni defender sus líneas de suministro de energía (no las necesitan).  ¿Para qué se iban a complicar la vida con aventuras bélicas caras e innecesarias?

En Rusia, ya dije hace años que estos Urano y Marte en IX indicarían una radicalización ideológica.  Una mente imperialista.  Marte rige además la IV (territorio nacional) y está en IX (extranjero).  Es muy posible que hagan reclamaciones territoriales en otros países y ya han empezado con Ucrania.

El ascendente está en Leo, así que el orgullo nacional está asegurado.

El imperio chino

Este va a ser el mayor imperio de los próximos dos siglos.  Una porque están al este y, de todos los países del este, son los que tienen más ventajas.  Otra, porque son muchos millones y no tienen energía.  De alguna manera les va a pasar como a los americanos en el siglo XX: necesitarán asegurarse sus líneas de suministro para sobrevivir como potencia.

Para ello tendrán que controlar toda la política internacional y a los gobiernos de los países que posean esa energía que tanto necesitan.  Ya se han “zampado” Africa y están copando América Latina.

Si miramos la carta de la conjunción de 2020 para Pekin, está claro que es la más expansiva.  La conjunción cae en la IV (territorio nacional) y está cuadrada a Urano en VII y a Marte, regente de VII y en VI.  Esto sugiere la posibilidad de guerras (VII) y de refuerzo de su ejército (Marte en VI) por sus necesidades territoriales y militares.

El regente de X (el poder) es el Sol, así que sus gobiernos liderarán.

En mi opinión, son los futuros Masters of the Universe.  Miedo me dan, porque si la gente se quejaba del imperio americano, éste será mucho peor.

Turquía

Por último, no quiero olvidarme de Turquía.  Hay zonas en el mundo que tienen vocación de imperio y que vuelven a resurgir como tal cuando el ciclo astrológico las acompaña.  Turquia es una de ellas.

La carta para Ankara es muy parecida a la de Moscú, salvo que la conjunción queda en VI y no en V.  Me parece por lo tanto que Turquía también seguirá una política muy expansionista, pero en Oriente Medio sobre todo (arriba estará Rusia enseñando los dientes).

Conclusión:

Mi conclusión es que el eje del poder se va a desplazar en cada continente hacia el este, y, a nivel mundial, hacia el este en general.

Pienso que los EE.UU se replegarán sobre sí mismos, pero seguirán siendo una gran nación.  En ese continente, y tal vez en los mismos EE.UU., se ensayarán nuevas formas de gobierno más progresistas, pero con fuertes tensiones internas con el neoliberalismo.

Rusia se desplegará por Europa y recuperará zonas de influencia con una política muy agresiva.

Lo mismo hará Turquía, pero en Oriente Medio.

El Master of the Universe va a ser China, con una gran obsesión por su política territorial y es, en mi opinión, la que más riesgo de guerras o conflictos armados tiene por esas cuestiones.

Canals, a 9 de marzo de 2014

 

 

No Comments

Post A Comment