¿Habrá guerra con Corea? (P. Sanchis)

¿Habrá guerra con Corea? (P. Sanchis)

La retórica bélica entre Corea y los EE.UU va a seguir, aunque quizás menos histérica que ahora. No descarto algún complot contra Kim Jong-Un en el próximo trimestre (oposición Marte-Neptuno) y pienso que sus propios generales van a “bloquearlo” por ahora. Pero el 2018 (a partir de marzo y hasta marzo 2019) será un año muy conflictivo en el que los EE.UU se van a meter en berenjenales bélicos en toda la zona de Oriente Medio y el Golfo, y se plantearán derrocar el presidente de Corea del Norte.

No es lógico pensar que haya guerra con Corea, pues los coreanos sólo tienen un cartucho que tirar. Su única salvaguarda es la amenaza, pero saben que, si empiezan, serán barridos del mapa. Y el problema en la zona de Oriente Medio o el norte del Magreb en 2018 será tan gordo que quizás distraiga la atención de los EE.UU. Pero la lógica no siempre se impone, así que parece que las tensiones seguirán con distintos niveles de intensidad.

Cuando empezamos el año, dijimos que el 2017 sería un mal año. Ver artículo. Un año especialmente problemático para los líderes.

Vamos pues a ver cómo estaban las perspectivas para Corea del Norte. Empezaremos por el ingreso en Aries para Corea del Norte, que es válido para todo el año, hasta marzo de 2018:

Supongo que a nadie le sorprenderá la oposición de Júpiter-Urano de I a VII. La I es el pueblo y la VII sus enemigos o aliados. La tensión en estos momentos es patente con el cruce de declaraciones entre Trump y el gobierno coreano.

Ojo, no obstante, que la posición del líder coreano se ve frágil dentro del propio país: el regente de la X (gobierno) es la Luna conjunta a Saturno (bloqueo) y cuadrada con el Sol en VI en Aries (mandos del ejército). No creo pues que Kim Jong-Un tenga libertad de acción, sino que lo veo muy controlado por sus generales. O uno de sus generales.

Respecto a la cuarta de Cáncer (trimestre del 21 de junio al 21 de septiembre) se esperaba problemática por Marte en Cáncer. Veamos pues cómo era esa cuarta en Cáncer en Pyongyang:

Pues sí, ¡bingo!, Marte partil sobre la cúspide de la casa X (gobierno y lo que se hace público). Marte es planeta de guerra y en Cáncer suele dar problemas emocionales. A nivel mundial, como no podemos hablar de emociones, serían problemas (Marte) por reacciones de rabietas (Marte) infantiles (en domicilio de la Luna), con escasa capacidad bélica (Marte en caída). No es un Marte fuerte, sino chillón y fuera de lugar. Pero propenso, eso sí, a reacciones violenta poco controladas. Todos estamos asistiendo a la escalada verbal entre Trump y Kim Jong-Un que, en mi opinión, son dos niños malcriados con complejo de “pequeño emperador”. Se nota que cuando eran pequeños nadie les enseñó que no eran el ombligo del mundo.

Afortunadamente, ya queda menos para que se termine ese trimestre, Eso nos lleva pues a buscar antes cómo será el eclipse del 21 de agosto para esa zona:

La casa más cargada en el tema del eclipse en Corea es la II (el dinero). De hecho, el planeta eclipsado es el regente de II, el Sol.  Pienso pues que en esta primera fase lo más destacado van a ser las sanciones económicas, aunque Urano en X (gobierno) cuadrado con el eje I-VII indica que el gobierno seguirá con su actitud imprevisible.

Pasamos luego al tema de la próxima cuarta, la de Libra (que funcionará del 21 de septiembre al 21 de diciembre) y no nos tranquiliza ver que Marte sigue angular, esta vez en el ascendente.

La retórica bélica (Marte en I) parece que seguirá, pero de forma quizás menos histérica (Marte en Virgo y no en Cáncer). Como la oposición Marte-Neptuno está muy angular en el eje I-VII no se puede descartar algún tipo de situación fraudulenta o intoxicación (Neptuno). Falsas maniobras o ataques químicos de algún tipo (Neptuno) relacionados con enemigos (VII)… o aliados (VII). Y es que China juega a dos bandas. El propio Kim Jong-Un ya mató así a su hermanastro con un envenenamiento, y no descartaría que ahora se intentara envenenarlo a él. Si no es eso, que haya un montaje fraudulento de situaciones confusas que tengan más de farol que otra cosa. Un bluff.

El ejército es Saturno (regente de VI) en IV (territorio nacional) cuadrado con Mercurio regente de X (lo que dice el presidente), así que el ejército parece querer contenerlo.

Pasamos ahora al tema de la última cuarta del año astrológico, la que va del 21 de diciembre al 20 de marzo 2018, la de Capricornio:

En esa cuarta está el Sol conjunto a Saturno en Capricornio, en la casa III. Puesto que la carta del 0º de Aries es la carta madre sobre la que se leen las otras cuartas, hay que mirar sobre qué caen ese Sol-Saturno de ahora (ver el primer tema, el del ingreso a 0º de Aries). Y caen sobre la Luna conjunta a Saturno y cuadrada con el Sol (la Luna era, recordémoslo, el regente de X, el gobierno, en el tema del ingreso en Aries). Esto sugiere pues que al presidente se le “bloquea” desde dentro. Lo que no sé es cómo, pues es un país sobre el que no tenemos absolutamente ninguna información, así que el pronóstico sólo puede ser de tipo muy general. Ya veremos qué hacen para bloquearlo (si nos enteramos).

Por curiosidad, he mirado el ingreso en Aries de 2018, para ver cómo queda esa película:

Si el ingreso 2017 era malo, el 2018 es peor. Es un año de viento bélicos con ese Sol cuadrado a Marte-Saturno angulares en I en Corea. Sobre todo si lo comparamos con el mismo ingreso en Aries de 2018, pero calculado para los EE.UU esta vez:

¿Qué fuerte verdad?  Marte-Saturno en I en Corea (el país) y en VII (los enemigos) si calculamos la carta para los EE.UU. Parece pues que ambos países seguirán a la gresca.

La astrocartografía del tema del ingreso en Aries para 2018 calculando los acimuts desde Washington nos da que la línea del Sol pasa por Corea y la de Marte-Saturno pasa por España y toda la zona del Golfo, Libia, etc.

En resumen: la retórica bélica entre Corea y los EE.UU va a seguir, aunque quizás menos histérica que ahora. No descarto algún complot contra Kim Jong-Un en el próximo trimestre (oposición Marte-Neptuno) y pienso que sus propios generales van a “bloquearlo” por ahora. Pero el 2018 (a partir de marzo y hasta marzo 2019) será un año muy conflictivo en el que los EE.UU se van a meter en berenjenales bélicos en toda la zona de Oriente Medio y el Golfo, y se plantearán derrocar el presidente de Corea del Norte.

No es lógico pensar que haya guerra con Corea, pues los coreanos sólo tienen un cartucho que tirar. Su única salvaguarda es la amenaza, pero saben que, si empiezan, serán barridos del mapa. Y el problema en la zona de Oriente Medio o el norte del Magreb en 2018 será tan gordo que quizás distraiga la atención de los EE.UU. Pero la lógica no siempre se impone, así que parece que las tensiones seguirán con distintos niveles de intensidad.

Canals, a 13 de agosto de 2018

 

 

No Comments

Post A Comment