La cuadratura Marte-Urano (P. Sanchis)

La cuadratura Marte-Urano (P. Sanchis)

El año 2018 estará caracterizado por una triple cuadratura de Marte a Urano, el 16 de mayo, el 2 de agosto y el 18 de septiembre.  Va ser pues un aspecto recurrente, que dará hechos en la misma onda.

¿Qué hechos?

Primero hay que pensar qué significa Urano. Es un planeta radical, de cambios y rupturas, y de intolerancia. Pero también es un planeta que fomenta la discrepancia y la disidencia, por lo que acaba por producir giros drásticos que llevaban tiempo gestándose de forma invisible y que de repente nos saltan a la cara.  Por eso también significa explosiones, por aquello del “fogonazo” y del estallido.

Tiene fama de ser revolucionario, pero es más tocapelotas que revolucionario.  Es el espíritu de contradicción, así que irá en contra de lo que haya.  Si lo que hay es de derechas, se apuntará a la izquierda; si es de izquierda, será el más neoliberal.  La cuestión es llevar la contraria.  Y tumbar el sistema vigente.

Urano es también un planeta poco emotivo y ultralógico.  Puede llevar la lógica hasta la crueldad por su falta de empatía.  Pero esa parte extremadamente racionalista lo hace favorable para todas las ciencias y tecnologías.  Por eso se lo asocia a las nuevas tecnologías y a las redes sociales, a la aviación y a todo lo que tenga que ver con la electricidad.

Su paso último por Aries (signo cardinal y de inicios) habrá marcado probablemente giros en las nuevas tecnologías que tal vez no hayamos medido en su momento y no hayan sido conocidos por el gran público (Aries es la germinación, pero la hoja aún no es visible).  Ahora que Urano pasa a Tauro, todo esto se va a asentar y a monetizar.  Si Aries siembra y sigue adelante, Tauro recoge y estabiliza las cosas.  Les busca la parte práctica y económicamente rentable.

Por otro lado, Tauro es un signo de Tierra y está relacionado con la agricultura y por ende con la alimentación.  Por la regencia de Venus sobre el signo y la exaltación de la Luna, es también un signo de belleza, de arte, de mujeres y de artistas.  Evidentemente, tendrá que ver con la estética y la cosmética, la moda, la pintura, la música, etc.

Algunos astrólogos dicen que Tauro es el dinero, pero en astrología clásica el planeta que representa el dinero es Júpiter.  Tauro tiene más que ver con bienes raíces y con el concepto de propiedad.

Políticamente, puesto que Tauro es un signo de Tierra, tiende al conservadurismo.  Bueno, ya sé que Marx era Tauro y no era conservador, pero obsérvese que toda su teoría política gira en torno a la idea de “quién es el propietario”, y este concepto es muy de Tauro.

El paso de Urano por Tauro puede alterar pues todos los temas relacionados con las mujeres (por Venus regente de Tauro), la alimentación (Tauro es signo de Tierra), la propiedad (signo de Tierra), la estética y el arte.  También favorece la intolerancia (Urano) en temas de propiedad (Tauro): cada extremo se refuerza, ya sea los que anteponen la propiedad a todo lo demás (sectores liberales) como los que quieren destruir el concepto de propiedad.

Bien, esa es una de las partes del aspecto: Urano en Tauro.  Pasemos ahora al otro planeta, el que le hace cuadratura y acrecienta el conflicto: Marte en Acuario.

Si Tauro es materialista y tiende a ser conservador, Acuario es todo lo contrario.  Acuario es bastante indiferente a la propiedad y al consumismo, es austero y muy autosuficiente.  Necesita poco.  Su debilidad y pasión son la tecnología y las redes sociales, la comunicación, la innovación.  Eso sí: tiene también una fuerte dosis de intolerancia dentro de la máxima tolerancia.  Me explico: el Acuario valora mucho la libertad (propia o ajena), pero está convencido de tener razón, así que no acepta cambiar o ceder en nada.  Es de piñón fijo.  Si todos los demás hacen una cosa y él hace la contraria, piensa que los equivocados son ellos.  Como el chiste de la madre que va a ver a su hijo militar desfilando.  Todos marcan el paso de una forma, pero su niño lo hace al revés y la madre exclama: “¡Hay que ver, tantos meses de instrucción y mi hijo es el único que sabe hacerlo bien!”  Esa es la lógica del Acuario respecto a sus razones: es una lástima que la población entera del universo aún no se haya dado cuenta de lo errados que están.

Bien, entonces, con Marte en Acuario y Urano en Tauro en cuadratura tenemos un contraste entre dos posiciones radicalizadas, empecinadas y poco transigentes.  Esto puede afectar a diversos sectores creando tensiones cuando incida esa cuadratura:

-La agricultura (y la propiedad de las tierras), y quizás las nuevas tecnologías aplicadas a la agricultura.  Urano debería de cambiar el sector, aportando un mayor uso de la informática.  Remito a este reportaje: invernaderos de toque futurista.  Los periodos de cuadratura pueden marcar conflictos en esos temas (agricultura y propiedad, o nuevas tecnologías aplicadas al sector).

-La alimentación: cambios profundos en el sector, desechando lo anterior (Urano como factor de cambios).  Va relacionado con el punto anterior.

-Problemas (cuadratura de Marte) por el control de las nuevas tecnologías.  Urano está en signo fijo, así que eso propende al control (signo fijo).  Marte también está en un signo fijo y relacionado con las nuevas tecnologías, pero Acuario es partidario a ultranza de la desregulación.  Hay pues un conflicto (cuadratura) entre regulación y libertad.

-El concepto de la propiedad, con un conflicto entre sectores de izquierda y derecha.  En este caso, parece que ataca más la izquierda, pues Marte está en Acuario.  Una ofensiva contra el liberalismo económico.

-Cambios importantes en el mundo de la cosmética.

-Cambios importantes en temas relacionados con las mujeres.  Como Marte representa también el principio masculino, hay mucho rebote entre las mujeres (Urano está en Tauro, signo de Venus) y lo masculino sentido como violento (Marte).  Marte es un tipo de hombre muy concreto, el que representa la dominación.  No es lo masculino en sí (eso sería el Sol), sino la parte guerrera de la masculinidad.

¿Algo más?

A nivel mundial, hay que estudiarlo para cada lugar.  No obstante, decía en un artículo reciente que Irán es Tauro según la tradición, y ya sabemos cómo está la situación de tensión entre Irán y los EE.UU.  Hay recrudecimiento de la tensión para todo Oriente Medio.  Pero este tema lo abordaremos en otro artículo.

Con esos aspectos hay en general problemas de empecinamiento y radicalización política, de revueltas, de alteración del personal, de conflicto con las políticas de liberalización, de accidentes de aviación, explosiones en festividades o en encuentros muy “tecno”.

A nivel individual:

-La casa en la que caiga Urano en tránsito tenderá a sufrir alteraciones durante el tiempo en el que Urano tarde en pasar por Tauro.  Las alteraciones pueden ser positivas, pues son cambios o relaciones en ese sector con gente poco convencional.  Si Urano pasa por nuestra VII puede hacer que mantengamos relaciones más libres, o con personas a las que no les gusta ser controladas, gente más especial.  Si es la XI, lo mismo.  La VII es más “los otros” en general, no necesariamente la pareja.

Pero, si bien los cambios forman parte de la naturaleza, los que se produzcan ahora con esta cuadratura pueden ser especialmente bruscos y tensos, inesperados y radicales.

-La retrogradación de Marte también aporta tensión a la casa por la que transite.

En resumen: La cuadratura de ambos debería causar situaciones inesperadas y tensas, en las que las cosas se rompen, internet sólo da problemas, el ordenador se joroba, las redes aportan conflicto y discusiones, nos volvemos nosotros -o los demás se vuelven- menos tolerantes.  En fin, situaciones caóticas.

Hay propensión a decir: “Esto no me lo banco más” y a mandar a alguien o algo al cuerno.  No nos sorprendamos pues si optamos por decisiones con mucha determinación en las que el hartazgo se imponga.  Se nos habrá acabado la paciencia.  Esto dará a los demás la sensación de algo brusco e inesperado, pero en general vendrá de muy atrás. Hay un toque fulminante en esas decisiones.  Como si hubiera caído un rayo.

Puesto que Marte retrogradará, habrá vaivén y quizás el estallido se dé en tres tiempos, consumándose en septiembre.  Aquello que se deja atrás rara vez se recupera, porque Urano trabaja muchos años de forma soterrada hasta que estalla.  Por eso, cuando corta amarras, es algo que no suele tener vuelta atrás. En realidad, las personas que tenemos un mal aspecto de Marte-Urano en el natal sabemos que cortar con aquello que te satura puede ser malo, pero aguantarlo es mucho peor.

Y eso, en definitiva, a menudo tiene un toque de liberación.  Con ira quizás en un primer momento (por esa cuadratura de Marte), pero libertad al fin y al cabo.  Cuando todo se derrumba y parece que te haya alcanzado un rayo, una voz exclama en tu cabeza: “¡Por fin!”.

 

Canals, a 10 de mayo de 2018

 

 

No Comments

Post A Comment