La investidura de Bolsonaro (P. Sanchis)

La investidura de Bolsonaro (P. Sanchis)

Los temas de investidura tienen validez por sí mismos, pero una persona no es algo aislado, y menos si es un presidente de gobierno.  Un gobernante tiene que estar en consonancia con el país que gobierna o, al menos, con la fase que está afrontando dicho país.  Por eso, antes de ver el tema de investidura de Bolsonaro, vamos a tomarle el pulso al país, Brasil.  Hay varias cartas para Brasil, pero me he basado en la recomendada por Américo Ayala:

Primarias del tema de Brasil en el momento de la investidura:

La conjunción Luna-Júpiter natal está en trígono por direcciones a Venus natal en VI.  Esa conjunción viene de la IV, así que designa el territorio nacional: un territorio grande (Júpiter), variable (Luna) y con zonas muy diferentes (Géminis, dualidad).  Venus rige la IV (de nuevo el territorio) y está en el radical en la VI (trabajo, funcionarios, ejército), conjunta al nodo sur (pérdidas).  Todo ello en Leo, domicilio del Sol (oro).   Hay pues una revalorización del territorio (trígono de Júpiter a Venus), quizás por industrias relacionadas con el oro (Venus en VI, trabajo, en Leo, oro).  Júpiter rige la II en el radical, así que hay entrada de dinero. Pero, por el nodo sur conjunto a Venus, eso lleva implícita una fuerte contaminación (nodo sur, venenos).

Tengo que hacer aquí una aclaración: el concepto de bueno o malo en astrología es relativo.  Por ejemplo: unas buenas determinaciones de la casa V pueden dar que uno tenga una docena de hijos.  Eso es bueno para el sector (la V, los hijos), pero no para el nativo.  Unas malas determinaciones de la IV pueden significar la venta de una vivienda, que en astrología aparece como una pérdida para la vivienda.  Pero eso puede ser muy bueno para el nativo si deseaba vender.  En esta primaria que nos ocupa, hay una revalorización del territorio por ese trígono, pero el que eso sea bueno o malo es otra cuestión.  Por la implicación del nodo sur, que tiene entre sus analogías los venenos y las heridas, no parece bueno.

Marte opuesto al MC y conjunto a la cúspide de IV.  Esta primaria es preocupante, porque indica daño (Marte) para el territorio (IV), por fuego o cortes, o talas (Marte).  Pero también un estado de ánimo crispado (Marte) que daña la imagen del país (X).  Y aumento de violencia.

Un sextil de Urano a Saturno.  Siendo Saturno regente de I (el país y el pueblo), se puede esperar una modernización (Urano), sobre todo en las carreteras, vías en general y comunicaciones (Saturno radical en III), especialmente en zonas rurales (Saturno radical en Tauro).  Y quizás un plan para extender el uso de internet y las nuevas tecnologías de comunicación (III) o transporte (III).

Comparemos esto con el tema natal de Bolsonaro:

Podemos apreciar cómo hay correspondencia:

Al mismo tiempo que el país sufre una primaria de Marte en Tauro conjunto a la cúspide de IV y opuesto al MC, elige un presidente con Marte en Tauro en X. Esto nos indica que Bolsonaro es la persona que encarna ese problema y suscitará lo que suscita un Marte en Tauro orientado a la X: enfrentamientos de largo alcance, en los que ninguna de las partes quiere deponer las armas.  Este presidente va pues aumentar la violencia en el país y el enfrentamiento entre la gente.

El presidente tiene también en su tema natal un aspecto entre Luna-Venus (planetas implicados en la primaria del país).  La Luna es el regente de su ascendente y está en VII, conjunta a Venus, que rige la X.  Eso implica una gran dependencia de otras personas (VII) en el ejercicio del poder (Venus rige la X).  Y esa dependencia es bloqueante (cuadratura de la Luna a Saturno en IV y regente de VII).

-El hombre tiene un trígono de Saturno-Urano, así que parece una persona capaz de iniciar grandes cambios.

Ya hemos visto el país (y su fase actual) y el presidente, y hemos comprobado que encajan.  Bolsonaro era la persona adecuada para esta fase, para bien o para mal (mal aspecto de Marte). Así que ahora veremos la investidura de Bolsonaro:

Llama la atención el hecho de que el regente de la I sea Venus y se encuentre en VII con la Luna.  Esto es una tendencia natal de Bolsonaro, como acabamos de ver.  Una determinación de bloqueo o dependencia de otros.  El hombre va a estar en manos de otros: Venus (su gobierno, por ser regente del ascendente) está exiliada (debilidad) en VII (los otros) y conjunta a la Luna en caída (impopularidad), en trígono a un poderoso Marte en Aries, regente de VII (los otros) y que dispone de Venus por domicilio.

Puesto que la VII pueden ser aliados y enemigos (la oposición), podemos pensar que tendrá aliados poderosos y belicosos (Marte regente de VII en Aries), pero también enemigos poderosos.  Sea como sea, él no tiene capacidad de decisión.

Un vecino de Brasil es Bolivia, y su presidente es un Escorpio (signo de la VII de la investidura).  Quizás haya roces con el gobierno vecino de Bolivia.  Asimismo, la mujer de Bolsonaro es Aries (otro Marte), por lo que no se puede descartar que su mujer tenga un papel importante en su labor: hay un trígono de Marte en Aries a Venus-Luna en VII.

-Por otro lado, la primaria de Luna-Júpiter del país indicaba una revalorización del territorio.  Sin embargo, en el tema de investidura el regente de IV (territorio) es el Sol (cosa que indica valor), pero en Capricornio, en la IX, y conjunto a Saturno que dispone de él por domicilio.  Saturno y Capricornio tienen mucho que ver con la minería, pero la posición en X indica que estaría en manos extranjeras.  El maná de los minerales beneficiará pues a otros.

Eso nos lleva a mirar la VI (porque la primaria de Luna-Venus también implicaba la VI) y su regente es Venus, pero su almutén es Saturno.  El uno está exiliado en VII y el otro en IX de nuevo.  Quizás haya una paralización de puestos de trabajo (Venus exiliada) por demandas judiciales (VII).  O que esos puestos de trabajo dependan de compañías extranjeras (Saturno en IX).

El Sol de la investidura conjunto a Saturno tampoco es un buen indicio para la investidura.  Al estar en IX, indica que los tribunales superiores van a tener mucha importancia y bloquearán muchas cosas.  Como Saturno rige la X, hay leyes restrictivas, severas y bloqueadoras.  Sobre todo para la gente del pueblo (Capricornio es el exilio de la Luna).  Digamos que Sol-Saturno y Plutón en IX dan algo de yuyú respecto a la legislación de esta presidencia.  No será un adalid de los derechos humanos, sino todo lo contrario.  En 2020 Saturno por tránsitos alcanzará a Plutón en IX.  Allí veremos qué pasa.  Quizás experimente entonces una fuerte oposición por leyes consideradas muy despóticas.

El dinero está representado por Mercurio exiliado en VIII (impuestos).  No parece pues que haya mejora por ese lado.  Tal vez aumento de impuestos.

-La modernización del país que anunciaba la primaria de Saturno-Urano no se ve en el tema de investidura (no hay contacto de Saturno con Urano).  No obstante, como sí aparece en el tema natal de Bolsonaro, no lo descarto del todo.  En ese caso, tal vez en lugar de ser modernización sea liberalización, cosa que encaja con la combinaciñon de Saturno-Urano.

-El regente del parte de Fortuna es Júpiter, que está domiciliado en la VIII, que es la X del parte de Fortuna.  Esto sugiere algo importante respecto a la deuda pública.  Lo que no sé es si aumentará, porque Júpiter hace crecer las cosas (aquí, la VIII). O si aumentarán los impuestos para saldar la deuda pública, cosa que encajaría con Mercurio exiliado en VIII.

Si miramos ahora la sinastría entre el tema de investidura y el país:

Podemos comprobar lo siguiente.

-Luna-Venus (en caída una y exiliada la otra) están sobre el MC del país.  Eso confirma que será un gobierno impopular y que perjudicará la imagen del país.

-El ascendente del tema de investidura cae sobre el Saturno del país en III.  Hay pues una iniciativa (asc.) de ese gobierno en los temas de III (comunicación, vías, educación).  Una iniciativa problemática (Saturno natal está opuesto a Marte).  Pero, puesto que ese Saturno está también en trígono a Urano y al Sol, allí sí se ve la posible modernización de las vías de transporte y de la comunicación.

-Marte del tema de la investidura sobre la II radical del país y conjunto a Plutón hace temer grandes gastos, que implicarían mucho dinero oculto (Plutón).  Corrupción económica.  Encaja con lo anterior, porque cuando hay grandes obras, hay grandes mordidas.

Canals, a 8 de enero de 2019

No Comments

Post A Comment