La lunación del 18 de diciembre de 2017 (P. Sanchis)

La lunación del 18 de diciembre de 2017 (P. Sanchis)

El 18 de diciembre tuvo lugar una lunación a finales de Sagitario, en conjunción con Saturno y trígono con Urano. También estaba Venus, pero lo que más se notó (y se va a notar) es el trígono Saturno-Urano, y esa lunación lo hará especialmente intenso durante un periodo de un mes, a partir del 18 de diciembre. Los puntos álgidos serán el mismo 18 y unos 9 días después (sobre el 27 de diciembre), cuando el punto primario progresado llegue a Urano.

Ya hablé de ese trígono en el mes de mayo en otro artículo y dije lo siguiente:

 Si abordamos ese aspecto de forma general, mirando sólo sus analogías básicas, podemos esperar:

-Consolidación (Saturno) de avances o cambios en la aviación (Urano)

-Consolidación (Saturno) de avances o cambios en las nuevas tecnologías (Urano)

-Consolidación (Saturno) de avances o cambios en la política, tendiendo a un aumento del liberalismo (Urano en Aries)

Cambios (Urano) en los grandes medios de comunicación (Saturno en Sagitario), con una merma de éstos (Saturno).

-Cambios (Urano) en las religiones (Saturno en Sagitario) con un aumento de normativa restrictiva (Saturno).

-Cambios (Urano) en la legislación (Saturno en Sagitario) consolidando (Saturno) marcos que tienen que ver con potenciar el “hágalo usted mismo”.  Se favorece legalmente la potenciación de iniciativas individuales (Urano en Aries).

-Tendencia al afianzamiento político (Saturno) de los outsiders, como hemos visto con Macron, Moon Jai-In y con Trump (outsiders por Urano).  Lo de corte liberal es porque Urano en los signos secos da más anarcocapitalismo y en los húmedos anarcosindicalismo […]

No parece pues un buen aspecto para los movimientos obreros y sí para la imposición de líderes autócratas en détrimento de los antiguos sistemas”.

El resumen que daba era el siguiente:

Se puede esperar un año de cambios profundos en la aviación y de consolidación de nuevas tecnologías.  Es un momento ideal para los outsiders, sobre todo en política (los viejos sistemas se derrumban).  Pero también es una época que favorece los autócratas (Urano en Aries) y el anarco-capitalismo, con reformas de tipo liberal.  Cambios profundos en los medios de comunicación de grandes masas (por Sagitario) y auge de todo lo que sea “hágalo usted mismo”.  Es un aspecto que favorece mucho las conductas autónomas y el ir uno a su bola.”

Hemos visto en diciembre cómo el congreso norteamericano ha votado una ley que permite limitar y controlar internet. Ver artículo.

Hablaba mucho también en el artículo de mayo de “aviación” (por Urano), pero Urano es también internet y las tecnologías asociadas. Me equivoqué pues de analogía. El trígono de Urano ha venido pues a facilitar (trígono) el controlar y poner frenos (Saturno) en ese terreno.  Y eso ha sido en los grandes medios de comunicación (Sagitario).

Pero también estamos frente al afianzamiento de un cambio tecnológico y social.  La venta de coches híbridos se ha disparado en España un 300%, así como en otros países.

Vemos que ese aspecto está propiciando una oleada de medidas políticas de corte liberal (en Argentina, por ejemplo).

Pero Sagitario es domicilio de Júpiter y Júpiter es el planeta que representa la ley. Hay una noticia que ha pasado inadvertida, pero de hondo calado. El gobierno polaco ha hecho una reforma legal para que sea el poder ejecutivo el que controle al poder judicial, nombrando a jueces y otras prebendas. Esto ha suscitado que la UE ponga en marcha el artículo 7 del tratado de la UE para evitar esa politización de la justicia, amenazando a la Polonia con perder su derecho de voto. Es un acontecimiento importante y que puede tener consecuencias a largo plazo. Y no sólo para Polonia, porque uno no puede evitar pensar en otros países, como España, en los que el poder político controla completamente los tribunales superiores. Quizás esto siente un precedente que se podría usar en España para reformar la relación entre el poder político y el judicial. Se optó por ese control del poder legislativo en la constitución del 78 porque todos los jueces venían del franquismo y no quedaba más remedio que controlarlos (hubieran podido bloquear el estado entero), pero hoy en día la situación ha cambiado y el riesgo para la democracia está en el ejecutivo, no en el legislativo.

Ahora bien, aparte de la política, hay un rasgo interesante de ese trígono y es la capacidad bloqueadora de Saturno, su facilidad para poner límites, que, unido a Urano (el planeta de los golpes de timón) permitirá  a mucha gente  a nivel personal y particular poner límites y decir: “Basta ya”. Y eso se notará sobre todo en este periodo de un mes que empezó en 18 de diciembre.

Urano tiene fama de imprevisto, pero no es así: actúa de forma fulminante, pero después de haber gestado ese tema durante mucho tiempo, años. Es como la rama carcomida del árbol: estuvo meses pudriéndose por dentro, mientras parecía sana por fuera, y un día te sientas sobre ella y se rompe. Te da pues la sensación de ser algo brusco e inesperado, pero en realidad es la consecuencia de una situación muy largamente gestada.  Eso sí: cuando Urano dice “Hasta aquí hemos llegado“, no suele haber componendas ni vuelta atrás.  También produce una sensación de liberación, porque uno no se daba cuenta de lo harto que estaba hasta ese día.

Esa capacidad pues de Urano de producir un cambio radical -aparentemente brusco aunque largamente gestado- unido a la habilidad de Saturno, el Guardián del Umbral, el marcador de límites por excelencia, habrá impulsado e impulsará a mucha gente durante este mes a entonar su peculiar “basta ya” y a tomar decisiones trascendentales que orientarán su vida en otra dirección.

A todos ellos: felicidades y suerte.

Canals, a 20 de diciembre de 2017

 

 

No Comments

Post A Comment