Las elecciones de noviembre 2019 en España (P. Sanchis)

Las elecciones de noviembre 2019 en España (P. Sanchis)

Voy a abordar el tema desde dos enfoques: la astrología mundial (en el presente artículo) y la astrología natal (en el artículo siguiente).  Aquí me centraré pues únicamente en Constituciones Universales.

Primero conviene mirar el tema de la progresión del 0º de Aries el día del anuncio de la repetición de elecciones, porque nos da unas pistas:

Uno de los aspectos más notables del año era la cuadratura de Marte, regente de I (el pueblo) con Venus sobre la cúspide de IV (territorio y oposición).  Marte describía al pueblo como cabreado, muy cabreado.  En esa progresión se puede ver cómo la cuadratura se ha movido sobre la I (el pueblo, se confirma lo del cabreo) y la X (gobierno).  Hay para todos pues: gobierno y oposición.  Si esto fuera una empresa privada y nosotros sus jefes, les dábamos el finiquito a todos.  También tenemos a la Luna pasando por el Sol en V: elecciones.

El tema de la progresión para la fecha de las elecciones:

Se acercan Mercurio y Neptuno al ascendente.  Mercurio viene de IV (oposición) y estaba en caída.  En mi opinión, Mercurio describe más a Podemos, porque Mercurio es la multiplicidad, las sub-divisiones, y Podemos es un partido que aglutina múltiples tendencias sin llegar a unificarlas.  Por otro lado, Piscis y Neptuno describen más a partidos idealistas.  Puesto que el binomio Mercurio-Neptuno va  a pasar sobre el ascendente (pueblo), pienso que describe la desilusión de la parte del pueblo que puso sus esperanzas en ese partido.

Comentario del 11-XI: Piscis me parecía encajar más con Podemos (Mercurio en Piscos con Neptuno).  No obstante, aunque es cierto que ha perdido más de un 16% de escaños, es otro partido el que ha sufrido el mayor derrumbe, un partido con un líder jupiterino.  Si lo miramos retrospectivamente, Rivera encaja con ese Mercurio en Piscis con Neptuno en cuanto que se metió en una estrategia absolutamente errada, con una interpretación de la realidad totalmente absurda, y a pesar de que todos le decían que estaba metiendo la pata.  La suya fue una ceguera total que está bien definida por ese Mercurio en caída.

La “otra oposición” es Venus, pero también Saturno (regente de IV, la oposición mayoritaria ya que domina la cúspide). Marte progresado se acerca a ese Saturno, y Marte era el pueblo. Cabreado.  Y Saturno es planeta de pérdidas.

Comentario del 11-XI: No ha funcionado así.  Marte-Saturno encaja más con la extrema derecha.  Y Marte-Saturno-Plutón con el fascismo directamente.  Ese contacto ha favorecido pues la formación más a la derecha del panorama, Vox.

La lunación anterior a las elecciones: como se puede ver, la configuración dominante es la de Marte-Saturno.  Marte está en I (de nuevo sale el pueblo como muy cabreado) y Saturno en IV (la oposición, pérdidas). Esto nos dice que hay al menos un partido de la oposición que se hunde.  Y mucho.  ¿Cuál?  Yo miraría los temas natales de los líderes, para ver cuál ha sido más afectado por esa configuración, pero a mí me parece que es Iglesias (Podemos).

Dos días después tendremos la Luna llena, con Venus y Júpiter en X.  Eso parece apuntar a que gana una opción jupiterina, que parece encajar más con el PSOE.  No obstante, esto se tiene que matizar con el otro artículo en el que abordaremos ya los temas de los cuatro candidatos.

Comentario del 11-XI: encontramos en la lunación la misma combinación que hemos visto en las progresiones: Marte-Saturno-Plutón.  Predominan pues el cabreo (Marte), la visceralidad irracional (Plutón) y el deseo de castigo (Saturno).  Eso normalmente favorece más a la derecha (en este caso, a VOX), pero también ha favorecido a los partidos independentistas más radicales (Bildu y CUP).  Con lo cual podemos ver que funcionan con la misma energía.  No olvidemos que en astrología hay juegos de similitudes, y uno siempre se parece a aquello que más odia o combate.  Por ejemplo, policías y ladrones están representados por el mismo planeta, Marte, porque ambos están en cada extremo de un mismo juego.  Aquí ha pasado lo mismo: la polarización del nacionalismo ha jugado en ambos extremos.

Ahora bien, la próxima lunación con Júpiter en X debería de traer algo de concordia, imponiéndose en el gobierno opciones más moderadas.

Canals, a 19 de septiembre de 2019

 

No Comments

Post A Comment