Meghan y Harry (P. Sanchis)

Meghan y Harry (P. Sanchis)

El príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle acaban de anunciar su futura boda. Es una buen ocasión para comparar cartas, pues en el caso de él sí tenemos seguridad sobre la hora de nacimiento. Es algo poco frecuente y vale la pena aprovecharlo como ejemplo.

Lo primero que habría que mirar es si la persona elegida encaja con la casa VII de él. Si no encajara, es que algo está mal.  Veamos la carta del príncipe:

El hombre es un melancólico según su tema, y eso se nota en las fotos en las que no sale sonriendo (sonreír es su trabajo). La mirada es la del melancólico.

Su casa VII está definida por tres planetas:

1-La Luna, regente de la cúspide de VII y significador natural, por lo que tendrá prioridad sobre los demás significadores. Es una Luna en Tauro, así que describe a una mujer atractiva y popular, una mujer muy familiar y hogareña. Por el trígono al Sol es una mujer famosa, pero por la oposición de Saturno (regente de la casa I, él mismo), esa mujer tendrá el corazón triste y sufrirá tal vez depresiones causadas por el carácter estricto de su marido, y por la decepción que le causará. Se verá aprisionada, censurada y frustrada.

La Luna es regente de VII, pero está en IV (la familia). Esto mismo ya lo vivió su madre (la IV, la familia. Su madre tenía el Sol en Cáncer) y puede vivirlo su mujer (la Luna regente de VII). Pero Meghan es también esa Luna, porque es de ascendente Cáncer. Tenemos pues una nueva Lady Di en potencia.

2-El Sol por ser segundo regente. Una mujer muy brillante, pero problemática (cuadratura de Marte). Puede ser otra mujer, pero también define a Meghan, quien tiene al Sol en I.

3-Saturno por aspectar a la cúspide de VII con un aspecto muy estrecho. Esto nos lleva de nuevo a la idea de tristeza de la pareja (Saturno) causada por él mismo (Saturno rige la I). La constreñirá demasiado o será excesivamente frío con ella. Se sentirá abandonada La recepción es mala además, porque la cúspide de VII está en Cáncer (exilio de Saturno), así que el sufrimiento de ella será emocional y familiar (Cáncer).  De nuevo encaja con Meghan, porque el regente de ella (Luna) está conjunto a Saturno.

Es cierto que hay otra posibilidad más sencilla para ese mal aspecto de Saturno: Saturno es el significador natural de la raza negra y tal vez algunos sectores de la población inglesa no vean con buenos ojos un matrimonio con una persona mestiza.  La astrología describe lo que hay desde la perspectiva del nativo, no de la ética o la moral. Quizás haya ciudadanos ingleses que reaccionen mal. Pero al ser Saturno regente del ascendente, me parece que el problema viene más de él que de fuera (la sociedad de hoy es más libre de mente). Es como si el chico reeditara la actitud que tuvo su propio padre hacia su esposa Diana.

¿Era el momento de encontrar a su pareja?

Si nos paramos a mirar el divisor, vemos que entró en el periodo de Venus a principios de 2017.

Si nos atenemos al participante clásico, estaría pues en periodo de Venus-Luna. Si optamos por un planeta trans, Venus-Neptuno.

Sea como sea, la relación se afianzó con Venus-Luna y eso encaja perfectamente, por el significado natural y por la determinación natal del tema.

Hay una posible paternidad en el periodo de Venus-Júpiter  (entre septiembre de 2018 y junio de 2019) y Venus-Mercurio sobre todo (Mercurio rige la V).  Para confirmarlo habría que mirar la revolución solar.

Pero en el 2021 entrará en el periodo de Venus-Urano, y puesto que Venus rige la IV, habrá problemas familiares. ¿Una pérdida en la familia?  ¿Crisis grave de pareja?  ¿Una amante?  Pinta mal.

Respecto a ella

Tiene a la cúspide de VII (la pareja) en Capricornio (él es de ascendente Capricornio), y Saturno (el regente de VII, la pareja) está cuadrado con Marte (él tiene el Sol en Escorpio, signo de Marte). Vale, encaja, pero es duro para ella. La relación puede acabar siendo terrible para esa mujer (Marte-Saturno en cuadratura).

El regente del ascendente (ella, la Luna por ser un ascendente en Cáncer) está muy machacada por ese Saturno (él, la pareja, por regir Saturno la VII) y Marte (regente de V en caída en XII. ¿Abortos?).

Es cierto que Marte rige la X (el trabajo) y que esa boda la obligará a renunciar a su trabajo, cosa que, con el tiempo, llevará mucho peor de lo que se imagina. Pero la relación se ve mal para ella

Si miramos el divisor de Meghan, vemos que está en periodo de Marte y que entre el 2010 y el 2021 estará en periodo de Marte-Urano. Y Marte rige la V. Puede haber abortos o un grave problema con los hijos. Ella lo vivirá especialmente mal, con mucho sufrimiento.

Si comparamos ahora los temas de ambos:

Podemos comprobar que son personas que encajan mucho, para bien y para mal.  Para bien porque ambos tienen una Luna venusina (en Tauro la de él y en Libra la de ella), y eso les da a ambos un afán de armonía y entendimiento, unas emociones llenas de afecto.  Pero también tienen ambos una Luna saturnina (opuesta a Saturno la de él y conjunta a Saturno la de ella), así que los dos tienen un fondo de tristeza, han vivido relaciones familiares frustrantes que los han dejado marcados. Se sentirán atraídos por esa comprensión del sufrimiento que tiene el otro de ellos, por la misma tristeza del alma. Eso forja relaciones fuertes, pero tristes.

Marte de ella sobre la cúspide de VII de él nos dice lo difícil que va a ser esa relación para ambos, pues no olvidemos que él tiene un segundo regente de VII (el Sol) cuadrado con Marte.

En resumen: dos destinos que se han juntado, y una experiencia complicada para ambos.

Canals, a 1 de diciembre de 2017

 

 

No Comments

Post A Comment