Pedro Sánchez y la maldición de “los otros” (P. Sanchis)

Pedro Sánchez y la maldición de “los otros” (P. Sanchis)

Pedro Sánchez ha sido investido presidente el 2 de junio a las 11.02 en Madrid.  Se espera que sea una legislatura corta, pues se ha comprometido a convocar pronto elecciones. Aunque lo de “pronto” quizás resulte un concepto  sujeto a diferentes interpretaciones.  Los demás partidos políticos no parecen estar por la labor, cada cual por sus diferentes necesidades.

No vamos pues a analizar los frutos de una legislatura que probablemente dure apenas unos meses. Lo que sí me ha parecido interesante es comprobar cómo cada uno de nosotros lleva en sí mismo los engranajes de su propio destino.

Pedro Sánchez tiene un foco muy peculiar en su carta natal: el regente de la casa VII (los otros, sus rivales) es Marte (dios de la guerra y significador en astrología de los enemigos y de la violencia).  Marte está en mala situación celeste en I (el yo). Esto suele dar que el nativo en algún momento de su vida sufra agresiones (Marte) pertinaces (Marte en signo fijo) por parte de otros (la VII).  Sus actuaciones (la I) están condicionadas por la agresividad ajena (Marte, regente de VII).  No suele dar vidas fáciles.  A veces la agresión llega a ser física. Veamos abajo el tema de Sánchez:

El PP es un partido con el Sol en Acuario en cuadratura… a Marte en Tauro.  Es ese aspecto natal Marte-Sol en signos fijos lo que le da un talante tan agresivo. Y el gusto por el lenguaje marcial: la dialéctica vencedores/perdedores, reconquista, etc.

Vamos hilando cabos: un señor para quienes “los otros” son Marte (dios de la guerra) en Tauro.  Un partido rival con el Sol cuadrado… a Marte en Tauro.

Y va y este señor jura su cargo: con Marte sobre la cúspide de VII (los otros) en cuadratura a Urano en Tauro:

Así que, ¿cómo va a ser la oposición del PP?  Pues Marte.  Una guerra constante y machacona (signos fijos).  Es bueno que la oposición política sea dura (para eso existen partidos distintos, para controlarse y machacarse), pero en otras ocasiones el PP ha traspasado todos los límites, como ocurrió con las teorías conspirativas del 11-M: 400 preguntas parlamentarias.  Hasta que ganaron las elecciones y ya dieron carpetazo al tema.

Con Marte en Tauro en I en el natal, y Marte en la cúspide de VII de su investidura cuadrado con Urano, Sánchez puede esperar pues una guerra sin cuartel, con inusitados índices de virulencia.  ¿Un momento clave?  Lo miraremos más adelante, pero el eclipse de Luna del 27 de julio es Marte en estado puro:

Conclusión: cada uno tiene su destino y los “otros” que nos tocan forman una parte inseparable de nuestra vida.  Ya están prefigurados en nuestra carta e incluso en las decisiones que tomamos (como elegir una hora para la investidura). Uno es un yo y sus circunstancias, y esas circunstancias no nos son ajenas.

Canals, a 2 de junio de 2018

Tags:
No Comments

Post A Comment