Soraya y Marte (P. Sanchis)

Soraya y Marte (P. Sanchis)

En el mes de julio el PP celebrará su congreso para elegir un nuevo líder.  No parece que con ello se vayan a acabar las zozobras del partido, pues aún les faltarán dos pasadas de la cuadratura Marte-Urano sobre su Sol-Marte natales.  Es poco probable que con la elección de un nuevo líder se zanjen las disputas.  Cuando un partido pierde el poder, hay varios miles de personas que se quedan sin trabajo (pierden los cargos nombrados a dedo), y hasta que cada uno se recoloca, suele haber navajazos.  El política es darwiniana y los del PP están ahora en la fase de la lucha por la supervivencia entre ellos.  Se va a decidir quién saldrá en las próximas fotos y quién no.

La favorita de la prensa y de los sondeos es Soraya Sáenz de Santamaría.  No tenemos su hora de nacimiento, así que sólo podemos echar una mirada superficial a su tema.  La posición de la Luna es evidentemente sólo orientativa, pues es el planeta que más depende de la hora de nacimiento.  No obstante, no me extrañaría que estuviera más o menos por allí: en 2011 (cuando tenía 40 años) fue nombrada vicepresidente, tuvo un hijo y al año su marido consiguió un lucrativo cargo en Telefónica.  Todo esto huele a Júpiter sobre la Luna radical: 40 años = 40 grados de progresión de Júpiter, lo que alcanzaría a una Luna natal que estuviera a 9º de Capricornio.  Y si fuera así, entonces la última conjunción de Marte-Saturno habría sido sobre esa Luna.  Son todo hipótesis, claro.

En estos momentos, en progresiones simbólicas (1 grado zodiacal = un año) no se observa nada especial.  La raya morada que he marcado es para señalar los grados afectados por el eclipse de Sol de julio, que cae en oposición a su Júpiter progresado.

En progresiones secundarias (un día = un año) hay dos cosas muy interesantes:  Mercurio progresado ha alcanzado la cuadratura con el peor nudo de su tema radical; y ha marcado Marte retrógrado, porque se encuentra justo en el punto opuesto al eclipse de Sol del mes de agosto.

En profecciones está el Sol sobre Saturno, y sobre ese nudo más negativo de su carta: Venus-Saturno opuestos a Júpiter-Neptuno.

Este año ha sido muy malo para ella: las críticas a sus decisiones sobre Cataluña, la pérdida del gobierno y ahora la lucha dentro de su partido.

El año que viene, en profecciones los planetas volverán a su sitio, lo cual significa que la cuadratura de Mercurio en secundarias estará plenamente activa.

Con una carta sin hora no podemos saber si va a ganar o perder en el congreso, pero sí parece que esta época va a ser nefasta para ella (eclipse de Sol opuesto a su Marte radical, profección del Sol sobre Saturno, mala progresión secundaria de Mercurio) y que incluso una victoria tendría más sabor a fracaso que a victoria, porque en estos momentos, su estrella está en declive.  Gane o pierda, su futuro de los próximos años es conflictivo.  Es un periodo de sufrimiento.

Canals, a 25 de junio de 2018

 

No Comments

Post A Comment