Teorías conspirativas y astrología (P. Sanchis)

Teorías conspirativas y astrología (P. Sanchis)

Últimamente estamos invadidos de partidarios de las teorías conspirativas respecto al covid.  Nos inundan de datos a menudo manipulados, o afirmaciones de personas bastante discutibles (un título de medicina no otorga a uno una superioridad sobre todas las demás personas con el mismo título que opinan distinto). Ninguno nos clarifica el fondo del asunto:

1-¿De qué tendencia son esos conspiradores?  Porque los partidarios de Bolsonaro lo llaman “comunavirus” y consideran que es una conspiración comunista.  Otro prefieren a Bill Gates. ¿Nos aclaramos?

2-¿Cómo han conseguido “meter en el ajo” a todos los presidentes del mundo , salvo Trump y Bolsonaro?  Esos conspiradores serán las únicas personas que han logrado poner de acuerdo a dirigentes tan dispares como el de China, Irán, Israel, Alemania, España, etc.  Yo los propondría para el premio Nóbel de la paz, porque poner de acuerdo a Irán e Israel es un gran logro.

3-¿Por qué todos esos dirigentes políticos están dispuestos a sacrificar su carrera por ellos?  Porque esta crisis le va a costar a más de uno la reelección.

4-¿Y los ministros?  También deben de estar en el ajo, ya que siguen a su presidente.

5-¿Y todos los parlamentos del mundo mundial?  No conozco a líderes opositores que hayan destapado la conspiración para tumbar así al dirigente en el poder y hacerse ellos con el cargo.  Porque si ya es difícil convencer a un presidente y sus ministros de que sacrifiquen su carrera política, más difícil aun es lograr que sus enemigos políticos no salten sobre la ocasión.

6-¿Y los equipos técnicos y científicos que los asesoran?  ¿Están todos comprados?

7-¿Y los medios de comunicación de la oposición? ¿También? Mucho dinero les deben de haber dado para que no destapen la conspiración y tumben a su gobierno.

8-¿Quiénes son los únicos dirigentes que no han tragado y se han negado a aceptar esa conspiración?  ¡Trump y Bolsonaro!  Yo hubiera esperado que fuera un chico tan de izquierdas como Pablo Iglesias (que llevaba solo 2 meses en el poder), o la primera ministra de Nueva Zelanda, que parece maja.  Pues no.  Al parecer, el modelo político ideal de los teóricos de la conspiración deberían de ser Trump y Bolsonaro, porque piensan lo mismo que ellos.  ¡Son los nuevos héroes del mundo!  Quién me hubiera dicho a mí que ambos eran el modelo político a seguir, el prototipo del político responsable que antepone el interés de su nación a los grandes grupos económicos…

9-¿De dónde sacan los teóricos de la conspiración su información?  Porque siempre presumen de que ellos son capaces de informarse “por sí mismos” (sic), recalcando su superioridad intelectual sobre nosotros, tachándonos incluso a menudo de “borregos”.  ¿Lo sacan del deep internet?  Pues no: de Facebook y de You Tube.  O sea: estos poderosos conspiradores que son capaces de doblegar a presidentes, ministros, parlamentos, medios de comunicación de la oposición y comunidad científica no son capaces de eliminar esa información de facebook, que, como todo el mundo sabe, está totalmente desligado de las grandes corporaciones.

10-¿Y para qué lo hacen?  Para controlarnos.  Se ve que esta gente no lee el cartelito que sale cuando entran a jugar a juegos de facebook, aquello que dice que tendrán acceso a tu nombre, foto, idioma y personas que conoces.  Porque, claro, eso no lo van a vender.

Tampoco se han dado cuenta de que los rastrean con su móvil, pues, como oímos a menudo en los telediarios en los casos de investigación “su móvil lo sitúa por la zona”.  Y tampoco han conectado nunca con una red de wifi gratis. Ni se han bajado aplicaciones de móvil gratis.  Ni han aceptado cookies de ninguna página. Ni saben que su televisor smart los puede espiar, etc. Al parecer, creen que hace falta una conspiración y cargarse la economía mundial para controlarlos, algo que ya se hace sin tanto gasto ni trabajo.  Hay compañías privadas con mejores programas de reconocimiento facial que el FBI gracias a facebook (sí, facebook, donde ellos toman la información contra los conspiradores), o esas aplicaciones que te muestran cómo serás de viejo o cómo serías si fueras del otro sexo.

Pero esto aun se puede entender en una persona que no entienda de astrología, pero es más difícil de entender en un astrólogo.

Esta enfermedad tiene una base saturnina (es parecida a las enfermedades del frío) y vírica.  Aunque venga de un virus distinto que la gripe española, para un astrólogo entran en el mismo pack de enfermedades saturninas.  Obviamente, Saturno siempre está allí, pero lo que crea la situación no es Saturno solo, sino su encuentro con otros factores astrológicos.

La gripe española estuvo acompañada también por otro enfermedad cuya etiología no ha quedado clara: la encefalitis letárgica.  No se sabe si hay una misma base o si son enfermedades distintas.  Hoy en día pasa algo parecido con el covid: hay la enfermedad respiratoria, pero otros pacientes tienen problemas más de tipo neurológico.  Por eso voy a comparar las configuraciones astrológicas que han acompañado esas tres enfermedades pandémicas: coronavirus, encefalitis letárgica y gripe española.

Para empezar, voy a comparar el eclipse que precedió el estallido general de la pandemia de coronavirus en Wuhan con el eclipse que precedió en Viena la pandemia de encefalitis letárgica:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-El eje de los signos es el eje de los signos solsticiales (Cáncer y Capricornio), el mismo eje.

-El MC es la casa de las cosas que se realizan, se manifiestan, se hacen públicas, lo que se proclama y sale a la luz

-En ambas cartas están en el MC o rodeándolo: el eclipse, Saturno (enfermedad del tipo de las enfermedades del frío, pero más largas), Plutón (nivel celular y genético) y el nodo sur (virus).  El nodo va retrógrado, así que el agravamiento de la situación en el siglo XX vino a medida que el nodo iba cruzando Cáncer y tocando Saturno primero y Plutón después.

Ahora comparemos ese mismo eclipse de Wuhan con el tema del 0º de Aries que precedió el estallido de la pandemia de gripe española en Francia:

En el tema del 0º de Aries que precedió la pandemia de gripe española en Francia cambia el eje: ya no es la X (lo que se hace público), sino la I (los seres vivos del lugar, el pueblo), pero en la casa angular o rodeándola tenemos de nuevo a Saturno, Plutón y el nodo sur (que ya se está alejando), Plutón en un signo del eje solsticial, Cáncer.  De hecho, la pandemia se gestaría probablemente con la conjunción de Saturno-Plutón de 1914 en Cáncer, igual que hoy en día ha sido la conjunción de Saturno-Plutón en el signo contrario, Capricornio.

Si uno quiere mirar el eclipse que precedió la pandemia de gripe española, verá que en la casa XII (enfermedad) está Mercurio opuesto a Plutón-nodo sur, que sigue en Cáncer (donde se había producido la conjunción de Plutón con Saturno).  El nodo aún estaba con Plutón.

Conclusión:

Una combinación de Saturno (enfermedad) con Plutón (genética) y el nodo sur (virus) es perfectamente capaz astrológicamente de crear una pandemia. Lo hizo en 1916 y en 1918, y lo ha hecho ahora.

Obviamente, Plutón es también capaz de otras cosas, ya que es el cerebro reptil y nos hace reaccionar de forma visceral, ilógica y agresiva.  De allí que no sorprenda tanto el hecho de que cuando está implicado en una pandemia surjan los pensamientos irracionales de nuestra psique más profunda, buscando alguien a quien “matar” para hacerle pagar.  Suerte que no tenemos judíos a mano para quemarlos, porque se iban a la hoguera derechitos.  Una característica del pensamiento plutoniano es que es inmune a la lógica, porque funciona sobre la base de los instintos primarios (instinto de supervivencia, sexo, sentimientos tribales, etc.).  Es el afán desmedido de sobrevivir el que hace desarrollar actitudes agresivas contra todo y todos los demás, pues no se identifica claramente el peligro, así que se arremete contra todo y todos.  Y cuando uno entra en esa dinámica, no hay palabras ni argumentos que valgan, solo hacer un cortafuegos.

Pero, hijos, ¿en el siglo XXI? ¿Aún estamos así?

Canals, a 4 de agosto de 2020

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment