Loader

Políticos y modas (P. Sanchis)

Políticos y modas (P. Sanchis)

Impactos: 296

Existe la creencia bastante errónea de que un político llega a cargos altos por tener un tema especialmente bueno. No es exactamente así: llegará al poder si en su carta hay indicios de poder pero, sobre todo, si intenta acceder al poder cuando está en la onda del momento. Es decir, si encarna la tendencia o moda de dicho momento.

Los planetas lentos van encontrándose por el cielo y forman configuraciones, buenas o malas. Esas configuraciones modelan los ánimos de los votantes y les hace dirigirse a personas que responden a esas tendencias. Cuando los pueblos están enfadados, votan a personas que atizan incendios; cuando están optimistas, se buscan presidentes que les hagan soñar; si tienen miedo, se refugian en políticos que transmitan seguridad, etc.

Para encarnar esa tendencia del momento, el político tiene que tener un contacto entre los planetas que más influyen en ese periodo, y que ese contacto tenga que ver con su I o su X.

Urano-Plutón

Pongamos un ejemplo: hemos tenido entre 2012 y 2017 una larguísima cuadratura de Urano-Plutón. Esos planetas dan visceralidad de los instintos primarios (Plutón) y radicalismo (Urano). Esa cuadratura fue la que causó dos hechos muy parecidos, el bréxit y el intento de secesión de Cataluña, que corresponden ambos a la misma energía (radicalismo étnico). ¿Quiénes fueron los políticos que promovieron ambos referendos? Nigel Farage en el Reino Unido y Puigdemont en España, ambos con una conjunción de Urano-Plutón sobre el ascendente:

Farage
Puigdemont

Saturno-Plutón

A finales de 2019 y todo 2020, la configuración más importante ha sido la conjunción de Saturno-Plutón. En España Pedro Sánchez ganó las elecciones. En su tema natal, hay un trígono entre ambos planetas y Saturno rige la X (y está en I):

Sánchez

Urano-Saturno

A principios de 2021 la configuración más importante va a ser la conjunción de Júpiter-Saturno, pero Júpiter es más rápido y luego se quedará durante unos meses la cuadratura de Urano-Saturno. Cabe pues esperar un cierto protagonismo de los políticos de Urano-Saturno, que serán los encargados de confrontar lo viejo (Saturno) con lo nuevo (Urano), para deshacer y reconstruir (si lo consiguen). Por lo menos, deshacer. Lo que un francés llamaría “détricoter”. ¿A quién tenemos aquí?

A Biden que tiene la conjunción sobre el eje I-VII. La conjunción de Júpiter-Saturno de Acuario hará trígono a esa conjunción. Es pues un hombre para enfrentar lo viejo y lo nuevo, para “desmontar” sistemas caducos. Puede ser malo o bueno, según el éxito que tenga, y eso lo dice el tema del país.

Biden

Y a Boris Johnson, que tiene el toque de Urano-Plutón (por eso cabalgó bien el bréxit) y ahora se apunta a Urano-Saturno (opuestos en su tema natal, siendo Saturno regente de IV, la patria). Será él la persona que va a tener que desmontar el sistema de su país tras la salida de la UE, ya sea en positivo o en negativo. Más bien lo suyo será “desmontar” la coordinación con la UE. Falta por ver si no acaba de desmontar al país entero, con ese Saturno regente de IV.

Boris Johnson

Varios políticos

Conviene pues mirar los temas de los políticos para ver qué configuraciones encarnan mejor, y esta gente irá ganando protagonismo cuando el cielo esté en esa onda. Veamos unos cuantos:

Erdogan: El orbe entre Urano-Saturno es muy amplio. No sé si incluirlo, y espero que no, porque el hombre está metido en todos los conflictos. Parece una máquina de crear problemas. Luego, cuando venga la época de Neptuno-Plutón, se enganchará a esa ola.

Erdogan

Pablo Iglesias tiene un sextil entre Urano y Saturno, con Urano muy al final de I. Sirve pues para esa labor de “zapa” de lo viejo para reconstruir algo distinto, mejor o peor.

Pablo Iglesias

Macron, el presidente francés, es más hombre de Júpiter-Saturno, así que tendría que aprovechar este tiempo corto de la conjunción de los cronocratores para plantear sus planes. En general, los políticos de Júpiter-Saturno son más constructivos a largo plazo.

Macron

Kamala Harris lo mismo. Es más de Júpiter-Saturno. Funcionaría también en los años de Urano-Plutón, pero es más de construir que de destruir.

Harris

Pablo Casado también es de los políticos de Júpiter-Saturno. La conjunción de los cronocratores será en su I, así que lo puede aprovechar si su tema natal y sus direcciones lo permiten.

Casado

Bolsonaro tiene un trígono de Júpiter-Saturno, pero estos próximos meses es posible que intente hacer cambios sustanciales y radicales en su país, porque también tiene un aspecto entre Urano y Saturno. Algo va a querer tirar por tierra o desmontar.

Bolsonaro

Conclusión

Como podemos ver, nos vienen unos meses complicados en los que algunos políticos confrontarán lo viejo con lo nuevo y tratarán de cambiar estructuras de una forma difícil y complicada (Cuadratura de Saturno-Urano). No puedo buscar a todos los protagonistas de esa “película”, pero aquí hemos visto algunos: Pablo Iglesias en España, Biden en los EE.UU, Bolsonaro en Brasil, Boris Johnson en el UK. Si el mundo que nos dejarán será mejor o peor, dependerá de cada país.

Y si queremos saber quiénes serán los políticos protagonistas de los próximos años, basta mirar cuáles serán las configuraciones más importantes para ir haciéndose una idea. Después de Urano-Saturno (los “desmontadores”) vendrán los de Neptuno-Plutón (idealizaciones étnicas) y luego los de Urano-Neptuno (renovadores utópicos). Pero ya hablaremos de ellos en su momento

Canals, a 12 de diciembre de 2020

No Comments

Post A Comment